Destaca Agricultura colaboración institucional para digitalizar la agricultura en el campo de México

Agricultura
  • El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, informó que la iniciativa se puso en marcha hace cuatro meses en parcelas de Michoacán, ante el impacto de las recientes sequías, el aumento de los sistemas de producción intensivos y el uso del agua, los procesos de deforestación y la urbanización.
  • De mantenerse la dinámica de desarrollo de este proyecto de cooperación —en el que participan México y países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), con apoyo del gobierno de China y de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)— se estaría en condiciones de replicarlo en más regiones del país e incluso compartirlo con naciones de América Latina.
  • El Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) presentó la aplicación SINMAR, una herramienta para monitorear las necesidades de riego en tiempo real y, de esta manera, ofrecer información oportuna sobre el clima, humedad del suelo, condiciones en la zona y otras variables cuyo análisis permitan un mejor aprovechamiento del agua en los cultivos.

MORELIA, Mich.- México puso en marcha un sistema digital de monitoreo y evaluación para el uso óptimo del agua y el fertilizante en el Distrito de Riego 020 en Michoacán, como modelo que se puede escalar a todo el país y así contribuir a impulsar la producción sustentable de alimentos, informó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

Al continuar su gira de trabajo por Michoacán, detalló que de mantenerse la dinámica de resultados que presenta este proyecto de cooperación —en el que participan México, China (con financiamiento), países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)— se analizará las condiciones para poderlo replicar en más regiones del país e incluso compartirlo con naciones de América Latina.

En reunión de trabajo y visita de campo con autoridades y funcionarios de organismos internacionales, nacionales, estatales y municipales, así como directivos del sector productivo, Villalobos Arámbula señaló que este proyecto de colaboración internacional nace a raíz de un diagnóstico de la degradación del lago de Cuitzeo y su cuenca, así como de las acciones establecidas en el Plan Emergente para la Rehabilitación del Lago de Cuitzeo, elaborados por la Mesa de Trabajo Interinstitucional conformada para tal fin.

Apuntó que el proyecto que se desarrolla en parcelas de Michoacán se enmarca en el proyecto de 1000 Aldeas Digitales cooperación Sur-Sur CELAC-China-FAO y cuenta con la colaboración de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA).

El proyecto tiene como finalidad lograr el uso eficiente del agua y los fertilizantes en el Distrito de Riego 020 de Morelia-Queréndaro, así como la reducción de la huella hídrica de los cultivos, , expuso.

La iniciativa se puso en marcha hace cuatro meses , ante el impacto de las recientes sequías, el aumento de los sistemas de producción intensivos y el uso del agua y los procesos de deforestación y urbanización en la región, lo que ha impactado negativamente en la agricultura, ganadería, pesca y acuacultura.

Víctor Villalobos expuso que en nuestro país 76 por ciento del agua dulce se destina a la agricultura y este es un recurso sujeto a la incertidumbre y los impactos climatológicos, de ahí la importancia de contar con información en tiempo real para poder modificar y optimizar su manejo, como lo propone este proyecto piloto de la agricultura inteligente.

Resaltó que el Gobierno de México trabaja para dar un salto tecnológico con el uso de tecnologías de la información para el mejor manejo de los recursos como el agua, así como el adecuado uso de fertilizantes, a través del monitoreo y el análisis de suelos. Se trata de herramientas para la transformación de las formas de producción hacia esquemas más sustentables y brindan, además, información en tiempo real, que contribuye a tomar decisiones basadas en las evidencias.

El titular de Agricultura enfatizó que las tecnologías de la información, la digitalización, el manejo de imágenes satelitales y la georreferenciación deben llegar a los productores de pequeña escala, para que cuenten con herramientas para lograr una mejor producción con menores costos económicos y ambientales.

La directora general de Políticas, Prospección y Cambio Climático, Sol Ortiz García, aseguró que el desafío es lograr un uso más eficiente de nuestros recursos hídricos para conservar los caudales ecológicos, los mantos acuíferos e impulsar la seguridad alimentaria, puesto que en México se ocupa 76 por ciento de agua en la agricultura, 86 distritos y más de 51 mil unidades de riego.

Agricultura desarrolla e implementa sistemas de medición para la reducción de la huella hídrica en los procesos productivos y promueve planes de uso de suelo con base en criterios de la huella hídrica y recursos disponibles en territorios y regiones del país, indicó.

Para dar cumplimiento a estas acciones, se conformó un grupo de trabajo de huella hídrica con la participación de organizaciones internacionales, órganos descentralizados del Gobierno de México y bienes públicos sectorizados de Agricultura, con la intención de definir el sistema más viable para la estimación de la huella hídrica y establecer recomendaciones en las diferentes regiones agrícolas.

El objetivo se consolidó con la formalización de la colaboración entre el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), el Colegio de Postgraduados (Colpos) y el IMTA el pasado mes de agosto y estará vigente hasta septiembre del 2024, apuntó.

Ortiz García señaló que a mediados de 2021 y a principios del 2022 se conformaron Mesas de Trabajo Interinstitucional (MTI) para promover acciones contra el déficit hídrico, la contaminación y degradación de las cuencas de Cuitzeo, Pátzcuaro y Zirahuén que ponen en riesgo las actividades primarias.

La representante de la FAO en México, Lina Pohl Alfaro, se congratuló por el trabajo de colaboración de Agricultura, Conagua y el IMTA, que ha permitido promover el uso de la tecnología y la digitalización, porque hoy se enfrenta uno de los mayores desafíos, que es el cambio climático y sus efectos se empiezan a observar en la escasez de agua.

Sostuvo que es urgente utilizar las nuevas tecnologías para enfrentar la problemática ambiental y, ante ello, es también momento de hacer un uso eficiente del agua y los fertilizantes en los suelos agrícolas.

Confío en que el proyecto piloto de Michoacán sea replicado a nivel nacional e internacional, pues es tecnología disponible, a un costo accesible, con una metodología probada y buenos resultados.

El director local de la Conagua en Michoacán, Jesús Camacho, comentó que en la entidad se cuenta con ocho distritos de riego y 44 unidades de riego para abarcar una superficie de 302 mil 830 hectáreas de cultivos de maíz, sorgo, trigo, sorgo avena, arroz guayaba, fresa, mango, coco, plátano, caña de azúcar, limón, toronja y pepino, por ejemplo.

Sin embargo, indicó que en este año se han registrado precipitaciones por debajo de la media nacional y, en consecuencia, afectan el almacenamiento de las presas que son ocupadas para la agricultura en varios municipios de la entidad.

Aplicación SINMAR para la agricultura

El subdirector de Agua y Alimentos del IMTA, Antonio Quevedo Tiznado, mencionó que la colaboración en el proyecto para rehabilitar los lagos de Michoacán tiene la intención de establecer rutas para transitar a sistemas productivos resilientes y sustentables.

Sostuvo que hace cuatro meses se formalizó la colaboración con la FAO, con acompañamiento técnico de la Secretaría de Agricultura, para impactar de manera positiva en una superficie de poco menos de 14 mil hectáreas dedicadas a la agricultura en el Distrito 020, el cual cuenta con alrededor de cuatro mil productores y en promedio tres hectáreas por parcela.

Expuso que el proyecto permitirá identificar varias áreas de oportunidad para el riego y el uso de fertilizantes en la agricultura, mediante una aplicación móvil a fin de conocer el estado de cada parcela.

El especialista del IMTA, Mario Montiel Gutiérrez, presentó la aplicación SINMAR, una herramienta para monitorear el sistema de riego en tiempo real y, de esta manera, ofrecer información oportuna sobre el clima, humedad del suelo, condiciones en la zona y otros parámetros relacionados con los cultivos.

Informó que esta plataforma -destinada para dispositivos móviles- se encuentra disponible en los Distritos de Riego 010 (Sinaloa) y 020 (Michoacán) y es implementada mediante imágenes de satélite de alta resolución que monitorea cada parcela de los cuatro mil productores beneficiados.

Con esta iniciativa se introduce la agricultura digital en Michoacán y se espera que con el análisis de la información se tenga el valor dela huella hídrica de algunos de los cultivos que se siembran en el Distrito de Riego 020.

Michoacán promueve la agricultura, bajo buenas prácticas de manejo

El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno de Michoacán, Cuauhtémoc Ramírez Romero, comentó que desde 2022 se invierten recursos para capacitar a campesinos en la promoción de buenas prácticas de manejo de suelos y prácticas agroecológicas en la entidad, con la finalidad de mitigar el cambio climático.

Reconoció el convenio de colaboración entre la FAO y la Secretaría de Agricultura porque traerá consigo nuevas herramientas de trabajo y acciones para mejorar el manejo de los suelos y transitar hacia prácticas agrícolas orientadas a la sustentabilidad, sin perder productividad.

El funcionario estatal refirió que lo anterior es una oportunidad para incorporarse al plan de trabajo y acercar el conocimiento a los productores y, de esta manera, garantizar una tierra fértil con capacidad de producir alimentos sanos y nutritivos a las futuras generaciones.

El presidente municipal de Álvaro Obregón, Fernando Sánchez Juárez, subrayó los esfuerzos realizados para incorporar la digitalización a las parcelas de los pequeños productores de dicha localidad, toda vez que colinda con el lago de Cuitzeo y le afecta los bajos niveles de almacenamiento para el riego de los cultivos.