Derivado de denuncias ciudadanas, aseguró Profepa ejemplares de vida silvestre en cuatro estados de la República

Producto de acciones interinstitucionales, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) atendió llamados ciudadanos y aseguró en los últimos 10 días a diversos ejemplares de vida silvestre en los estados de Aguascalientes, Yucatán, Querétaro y el Estado de México.En atención a una denuncia ciudadana por posesión irregular de un Coatí en un predio de Mérida, Yucatán, personal de esta Procuraduría acudió al sitio el 24 de febrero para asegurar precautoriamente al referido ejemplar y dejarlo, posteriormente, bajo depósito administrativo para su guarda y custodia en la UMA Parque Zoológico del Bicentenario ANIMAYA, en esa ciudad. El Coatí o Tejón juvenil, es de la especie Nasua narican.
La diligencia se llevó a cabo con la colaboración de la Policía Municipal de Mérida, ante la negativa del particular para aceptar una visita de inspección. Si aquel no lograra acreditar la legal procedencia, si se detectara maltrato o falta de respeto hacia el ejemplar de fauna silvestre, la institución deberá emitir el acuerdo de emplazamiento en contra de quien o quienes resulten responsables.
En otro evento, el 23 de febrero, circuló en redes sociales una denuncia alertando sobre la existencia de un ejemplar de Tigre de Bengala herido y deshidratado, localizado en el Parque Rodolfo Landeros, en la ciudad de Aguascalientes.
La Profepa se reunió con personal de la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua de dicha entidad federativa para revisar los registros del predio o la Instalación que Maneja Vida Silvestre (zoológico).
Durante la inspección, la Secretaría en cuestión notificó a esta Procuraduría que se trata de un animal viejo –18 años—con ceguera casi total, y que a partir del 8 de febrero presentó abscesos. Además, precisó que el mismo ya recibe tratamiento adecuado.
Independientemente de lo señalado, la Profepa está programando una visita de inspección a la totalidad del Parque Rodolfo Landeros Gallegos de aquella ciudad para constatar el estado en que se encuentran el resto de los ejemplares.
En Querétaro, derivado de una denuncia penal presentada por la Profepa ante la Fiscalía General de la República (FGR) el pasado 19 de febrero, personal de la Procuraduría acudió a la Audiencia Inicial en calidad de víctima, en la cual la Jueza de Control determinó la vinculación a proceso de dos personas por el delito de posesión de un ejemplar de vida silvestre, una Guacamaya Roja (Ara macao).
Esta especie de guacamaya está clasificada como “P” en peligro de extinción, según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.
El fiscal solicitó un plazo de dos meses para investigación complementaria. Corresponderá a la dependencia elaborar un dictamen para cuantificar el monto para la reparación del daño.
Ese mismo día, pero en Malinalco, Estado de México, un elemento de Protección Civil realizó la entrega voluntaria de un ejemplar de Halcón Cola Roja (Buteo jamaicensis) en las oficinas de Profepa, el cual fue capturado –en aparente buen estado de salud—en una huerta dentro de un ejido de ese municipio.
Este ejemplar será enviado al Predio o Instalación que Maneja Vida Silvestre (PIMVS) denominado MOLOCH Centro de Conservación y Reproducción de Aves de Presa, ubicado en Mexicaltzingo.
El 18 de febrero, el Instituto Municipal de Biodiversidad de Pabellón de Arteaga, Aguascalientes, notificó a la Procuraduría el rescate de un ejemplar de Tucán en las áreas verdes de una unidad deportiva de dicho municipio, y solicitó realizar su traslado a una Unidad de Manejo autorizada.
Los inspectores de la Profepa revisaron al animal, que presentaba una laceración en el ojo izquierdo y el plumaje cortado en ambas alas. Una vez recuperado de sus heridas será trasladado a una Unidad de Manejo especializada en la rehabilitación en este tipo de ejemplares.