Denuncian estafas con pruebas covid; amenazas de contagio: PRD

La diputada federal del PRD, Frida Alejandra Esparza Márquez demandó a las autoridades hacer campañas informativas e investigar, prevenir y evitar nuevas modalidades de estafa con el tema de la pandemia del Covid-19, como ya se hace con la “venta” de diagnósticos de detección y de vacunas “a meses sin intereses”, productos “pirata”.

Reiteró su llamado a las autoridades para emprender masivas y sistemáticas campañas de prevención, pues sería igualmente criminal y condenable que permanezcan pasivas ante estos ilícitos, máxime que cuentan con recursos para ello, como los medios públicos de comunicación masiva, y que se ya se perfilan nuevas modalidades de estafa y engaño, ahora con el anuncio de la posible disponibilidad de la vacuna contra el Covid- 19.

Solicitó que se integre información sobre estas estafas en las campañas de comunicación en torno a la enfermedad, como son las conferencias de prensa diarias, pues en muchos estados y municipios las personas desconocen, por ejemplo, si son gratuitas las pruebas o diagnósticos para detectar la enfermedad, o si lo serán las vacunas, por lo que con frecuencia son víctimas de engaño.

La legisladora por Zacatecas consideró que no únicamente el gobierno federal, los estatales y los municipales, sino también las instituciones financieras deben involucrarse en estas campañas de prevención contra el cúmulo de estafas con motivo del Covid-19.

Precisó que, por ejemplo, son múltiples los fraudes y amenazas con el pretexto de hacer la prueba de detección a supuestos contagiados a condición de que hagan un depósito bancario o aporten los datos de su tarjeta de débito o crédito.

Para ello los estafadores llaman por teléfono a potenciales víctimas, las aterrorizan con el engaño de que el “sistema” detectó su supuesto contacto con algún enfermo y las presionan para que se hagan la prueba de detección lo más rápido posible para determinar si fueron infectadas.

Los criminales ofrecen y garantizan el envío del “kit” correspondiente para la prueba de detección, para lo cual piden a los incautos su correo electrónico, su domicilio y los datos de su tarjeta bancaria para “un pago único”, con la advertencia de que, si se niegan, serán sancionados.

La legisladora integrante de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados reconoció, desde luego, que muchas personas no caen en semejantes estafas, pero advirtió que muchas otras sí, lo que daña su economía y a la vez resulta grave para una población ya de por sí empobrecida por la confluencia de la crisis económica nacional con la crisis sanitaria mundial.

La parlamentaria perredista consideró absolutamente insuficiente la reacción de las autoridades ante este tipo de robos a pesar de que se han multiplicado con diversas argucias, que van desde supuestamente garantizar aditamentos de protección hasta de curación, siempre a cambio de “pagos por adelantado” y “a meses sin intereses”, generalmente a través de depósitos o el robo de datos bancarios.

Al principio -dijo- se especuló y engañó incluso con proveer cubrebocas cuando, al inicio de la propagación del coronavirus causante de esa enfermedad, escasearon estos aditamentos y luego, ya durante el contagio masivo, se hizo con otros insumos, como garantizar disponibilidad de tanques de oxígeno para enfermos a quienes urgía este auxiliar.

Esparza Márquez, indicó que se llegó a especular y defraudar incluso con inexistentes tarjetas para beneficiarios de la Secretaría del Bienestar y con supuestos “préstamos bancarios”, y aunque las propias autoridades correspondientes los denunciaron, fue insuficiente y las estafas continúan.

Para ello se pide el “depósito” de alguna cantidad como garantía o con cualquier otro pretexto, así como los datos de alguna tarjeta bancaria para supuestamente depositar ahí el préstamo correspondiente, lo que no era -esto último- más que la artimaña para endosarle diversos cargos o retiros a su tarjeta.

Salvo excepciones, las autoridades de todos los niveles han brillado por su omisión en informar y prevenir a la población, por lo cual estos atracos continúan y se actualizan con diversas argucias.

Reiteró su petición de hacer campañas informativas para evitar las estafas en sus nuevas modalidades y que al mismo tiempo se integre esa información a las campañas de comunicación sobre el coronavirus. “En muchos estados no se sabe cómo se hacen ahora las pruebas o si siguen siendo gratuitas. En verdad, hay personas que no saben qué hacer y son engañadas y robadas, y la omisión de las autoridades ante ello resulta igualmente condenable”.