La Secretaria General de Morena, Citlalli Hernández Mora, asistió a las instalaciones del partido para entablar un diálogo pacífico y fraterno con las y los militantes que mantienen tomada la sede, desde el 28 de enero.

En dicha reunión, Citlalli Hernández expresó que su misión en la Secretaría General ha sido, fundamentalmente, defender los derechos de la militancia, en este proceso complicado por el que atraviesa el partido.

Recordó que en repetidas ocasiones ha intentado acercarse a los grupos que mantienen tomadas las instalaciones del partido; sin embargo, aclaró que el pliego petitorio que le fue extendido no podía llevarse a cabo, ya que requería de planteamientos concretos y no una petición de negociación de candidaturas.

Durante la reunión, algunos militantes de distintas entidades de la República expusieron a la dirigente otro manifiesto, donde exigen la defensa de los valores de la Cuarta Transformación y que se impida que personas de otros partidos tomen las candidaturas de Morena.

No obstante, durante el desarrollo del encuentro, tres hombres provocaron una confrontación entre los asistentes, por lo que la Secretaria decidió dar por concluida la reunión y dejar abierto el diálogo para otro momento.

Citlalli Hernández denunció que esos tres hombres, junto con un grupo minoritario de personas, han intentado romper el diálogo en todo momento entre la militancia y la dirigencia del partido.

Dejó en claro que hay demandas legítimas de algunos militantes que se mostraron interesados en la reunión que sostuvieron; no obstante, insistió en denunciar que hay un grupo de infiltrados que tienen tomada las instalaciones de Morena.