Javier Divany Bárcenas

El senador Miguel Ángel Mancera Espinosa presentó una iniciativa para que el Estado mexicano tenga un control más efectivo de la entrada en territorio nacional de las sustancias precursoras del fentinilo, ante el aumento en el consumo y demanda de esta droga.

Con ello, se busca dificultar su producción y atacar al crimen organizado trasnacional, el cual representa uno de los principales problemas que tiene México.

La iniciativa que reforma la Ley General de Salud, busca que el Gobierno tenga el control directo de tres precursores de fentanilo, que se detectaron en laboratorios clandestinos de México y que permiten a la delincuencia manufacturar esta sustancia.

Se trata del Norfentanilo, Bencilfentanilo y Anilinopiperidina, los cuales, de acuerdo con la propuesta que se envió a las comisiones unidas de Salud y de Estudios Legislativos, Segunda, la ley vigente no las contempla como sustancias controladas que deben ingresar al país a través de los mecanismos jurídicos y administrativos específicos.

El legislador refirió que de acuerdo con el Reporte Nacional de Amenazas de Drogas 2020, de Estados Unidos, el principal mercado de las dos organizaciones más poderosas de la delincuencia organizada en México, es el fentanilo, el cual es un opioide sintético, 50 veces más fuerte que la heroína y cien veces más poderos que la morfina.

Aseguró que es una de las principales causas de la crisis de opioides que se vive en Estados Unidos y de las principales entradas de dinero para los cárteles.

Por tal motivo, dijo el legislador, es urgente proteger a México, su juventud y colaborar en la lucha contra las organizaciones del narcotráfico.

Artículo anteriorMéxico condena violación de derechos humanos de opositores de Daniel Ortega: PAN
Artículo siguienteEl Centro Multimedia ofrecerá una amplia oferta de actividades en línea durante julio