Demandan desde el Senado garantizar atención médica a bebés prematuros

Política
  • Si un hospital público no cuenta con recursos para atenderlos deben trasladarlos a una institución privada para su cuidado a cargo del erario: Verónica Martínez. 

A fin de que las instituciones de salud del sector público garanticen la atención médica a los niños nacidos de manera prematura, para estabilizarlos hasta su total recuperación, la senadora Verónica Martínez García presentó una iniciativa para modificar la Ley General de Salud.

La legisladora del PRI dijo que el objetivo de la propuesta es que, mediante convenios del Gobierno Federal, si un hospital público no cuenta con los recursos e insumos para atender a un bebé prematuro se envíe a una institución privada para su cuidado a cargo del erario.

También propone incluir en la Ley General de Salud, la atención, cuidados, detección oportuna y la aplicación de todos los tratamientos necesarios para estabilizarlos y controlar las complicaciones que presenten los nacidos prematuramente hasta su total recuperación, así como la revisión de retina y tamiz auditivo

Martínez García consideró importante señalar que los neonatos nacidos prematuramente deben contar con atención, la cual es indispensable para lograr su estabilización y recuperación, ya que su restricción, defecto o insuficiencia podría propiciar su deceso.

De ahí que es fundamental que las instituciones de salud la garanticen para que los recién nacidos y su familia tengan acceso al derecho a la salud y así les brinden todos los tratamientos necesarios para salvaguardar su vida, debido a la fragilidad y vulnerabilidad de sus condiciones físicas.

La senadora reconoció que la salud materno infantil en México enfrenta grandes desafíos, al grado que actualmente existen hospitales y centros médicos de carácter público que carecen de los instrumentos e insumos necesarios, para brindar atención especializada y cuidados específicos a los niños prematuros, lo que compromete las finanzas de las familias y pone en riesgo la vida de los menores.

Ante esta situación, las familias comprometen su patrimonio en instituciones de salud privadas o tienen que trasladar a los bebes prematuros a otras ciudades o incluso a otros estados, lo que vulnera la salud de los pequeños y pueden perder hasta la vida.

En ese sentido, dijo que es necesario dar un paso adelante en la protección de los derechos de la salud, dotando de mayor alcance a la regulación de los cuidados de los bebes prematuros.

La propuesta se turnó a las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos Segunda, para su análisis y dictaminación correspondiente.