Demanda senadora Lupita Saldaña prioridad para contratación de médicos mexicanos en el Sistema Nacional de Salud

Política

La senadora Lupita Saldaña Cisneros propuso adicionar en la Ley General de Salud un nuevo artículo para que las instituciones públicas y privadas de salud contraten preferentemente a médicos mexicanos, y sujetar a los extranjeros al cumplimiento de los mismos requisitos y condiciones que cubren los médicos nacionales para ocupar las plazas disponibles.

Este propósito se extiende también a técnicos y auxiliares de la medicina de nacionalidad mexicana para promover su contratación e incorporación en el Sistema Nacional de Salud, se destaca en la iniciativa que la legisladora panista impulsó para su presentación en la sesión de hoy de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Lo anterior, se advierte en la exposición de motivos, es consecuente con lo dispuesto en el artículo 32, último párrafo, de la Constitución, que establece que “los mexicanos serán preferidos a los extranjeros en igualdad de circunstancias, para toda clase de concesiones y para todos los empleos, cargos o comisiones de gobierno en que no sea indispensable la condición de ciudadano”.

En el texto se explica que la necesidad de esta reforma obedece a que nunca antes se había actuado con tal desprecio y discriminación al sector médico nacional por parte del Gobierno federal y que ahora que voltea al exterior para contratar a médicos cubanos es importante proteger a los profesionales de la salud que egresan bien preparados de las universidades del país.

La senadora Lupita Saldaña indica en su iniciativa que “no contamos con normas jurídicas que establezcan este tipo de protecciones mínimas”, por lo que resulta procedente adicionar un artículo 83 Bis a la Ley General de Salud para dar prioridad a los mexicanos en la contratación del personal en los sectores público y privado.

De igual manera, se especifica que otro de los objetivos de la propuesta es sujetar al personal médico proveniente de otros países al cumplimiento de los mismos requisitos y condiciones que deben cubrir nuestros médicos nacionales, y no permitir que vengan personas que no estén capacitadas para hacer esta tarea.

El problema de nuestro país -aclara- no es el de carecer de médicos especialistas, sino el desempleo de muchos de ellos por las malas decisiones del Gobierno federal para reactivar la economía tras la pandemia de Covid-19, lo que ha hecho que México viva una de sus peores crisis en materia de salud, sin medicamentos ni apoyos al sector.

La senadora por Baja California Sur expone que el personal médico mexicano debe ser tratado con dignidad y justicia por su labor, “brindarles condiciones mínimas para que tengan mayores oportunidades de empleo y garantizar a la población que su derecho a la salud será atendido por médicos mexicanos calificados”.