Demanda PTCDMX fortalecer las acciones para combatir la salud mental postcovid-19

El Estado Mexicano debe hacer énfasis en el reforzamiento de sus programas para prevenir, detectar y combatir a tiempo las enfermedades de ansiedad, estrés, depresión y hasta problemas de salud crónica al verse inmiscuida en una crisis sanitaria y económica como la que vive el país, enfatizó Magdalena Núñez Monreal.

La Comisionada del Partido del Trabajo en la Ciudad de México, aseguró que la salud mental es, precisamente, una de las claves para sobrevivir a esta pandemia y todo lo que conlleva a corto, mediano y largo plazo. Por ello, “es indispensable que la atención psicológica y física, por medio de programas o líneas de apoyo, se deben reforzar”.

“Los pacientes postcovid-19 deben continuar con los cuidados de salud y uno, no menos importante, es la salud mental. A raíz de que se contrae esta enfermedad, la soledad, la incertidumbre, angustia y más temas se apoderan de la psique y causan problemas mentales, que, incluso, son catalogados como secuelas por expertos de la salud”, aseveró.

Por ello, comentó, “proponemos que este tema sea un eje prioritario para abordar esta emergencia, fortaleciendo las tecnologías digitales y la atención a distancia para hacer una intervención oportuna en personas que lleguen a tener problemas de salud mental, como estrés, depresión, ansiedad, dificultades para dormir o concentrarse”.

Urgió a las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México a que fortalezcan las medidas para combatir el Covid-19 a través de la salud mental, así como educar a la población en estrategias para manejo emocional, trabajo a distancia, educación escolar en casa, entre otros.

Además, explicó, es necesario asegurar la continuidad de los cuidados y/o servicios, utilizando llamadas telefónicas, correos electrónicos y video llamadas como medios de atención y seguimiento a distancia. Así como capacitar a los trabajadores de primera respuesta en principios esenciales del apoyo psicosocial y la Primera Ayuda a distancia.

“Sabemos que es complicado para muchas personas quedarse en casa o cambiar su estilo de vida y que este hacinamiento no es igual de llevadero para todos. No es lo mismo estar en una casa propia de 200 metros cuadrados, con jardín o patio que den libertad, a estar encerrado en un departamento de 40 metros cuadrados. Esto también puede llegar a generar trastornos”, concluyó la petista.

De acuerdo con el docente de la Sección de Estudios de Posgrado e Investigación (SEPI), del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), del Instituto Politécnico Nacional, Unidad Santo Tomás, más del 30% de la población mundial presenta algún trastorno del sueño, como fase de sueño retrasada, microdespertares, fase inversa del dormir o hipersomnolencia (sueño durante el día y relacionado con la depresión).

Además, expertos de la Universidad nacional Autónoma de México señalan que el 75% de las personas que enferman, en el rubro mental no reciben tratamiento, así como que el 30% de la sociedad en algún momento de su vida presenta un trastorno potscovid-19.