“Con una política de transparencia de gobierno y datos abiertos, enfocada en el nuevo servicio público, hemos logrado defender el derecho a la verdad para que la sociedad no caiga presa de las noticias falsas, de la manipulación de la opinión pública y del revisionismo histórico de los poderes fácticos”, afirmó la secretaria Irma Eréndira Sandoval Ballesteros al inaugurar esta mañana las jornadas por el Día Internacional del Acceso Universal a la Información.

Manifestó que con la articulación de la política en la materia, el Gobierno de México, a través de la Función Pública, “ha logrado posicionar a la ciudadanía como el actor clave en el desarrollo de la transparencia y ha proporcionado más espacios y repositorios de datos abiertos, con claridad y sencillez, para que la ciudadanía ejerza su libertad de acceso a la información gubernamental y que, a partir de ella, pueda tomar decisiones y acceder a otros derechos”.

La secretaria Sandoval Ballesteros destacó que la transparencia y la apertura gubernamental son dos pilares de su gestión al frente de la Función Pública, los cuales ha reivindicado en distintas ocasiones “no sólo como elementos de un discurso, sino como verdaderos instrumentos de control democrático”.

Durante la apertura del evento virtual, organizado por la representación en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), la titular de la Función Pública expuso que el acceso a la información pública no debe verse como un privilegio ni como un coto cerrado de ciertas profesiones o comunidades, sino como un derecho universal y una condición indispensable para el desarrollo y bienestar de la sociedad.

“La información pública debe ser y servir a los intereses del pueblo y, por ello, desde la Función Pública nos hemos propuesto articular una política de transparencia transversal con sentido social, perspectiva de género y enfoque de derechos humanos. Queremos enfatizar la interrelación entre la transparencia, el gobierno y los datos abiertos también como herramientas de combate a la corrupción”, aseveró.

Subrayó que desde su primer año el Gobierno de México recuperó la credibilidad de la ciudadanía, como lo muestran los resultados de la Encuesta Nacional de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales 2019, que señalan que la confianza se incrementó de 38% a 47% en la información sobre los contratos de obra pública.

Asimismo, creció la confianza de 26% a 42% en las cifras de disminución de la pobreza; de 24% a 41% en el uso que hace el gobierno de los recursos públicos, y de 21% a 37% en los salarios de los funcionarios públicos, en buena medida por el enorme volumen de visitas que hoy recibe el portal Nómina Transparente de la Función Pública.

La secretaria Sandoval Ballesteros aseveró que la Función Pública fue más allá y decidió romper con las barreras históricas de la secrecía en el ejercicio del poder y, a través de la Política de Transparencia, Gobierno Abierto y Datos Abiertos del Gobierno de México, defiende el derecho a la verdad, promueve la participación ciudadana en el acceso a la información pública y crea nuevos y mejores espacios de gobierno abierto.

Acorde con ello, y ante las necesidades específicas planteadas por la pandemia por COVID-19, expresó el apoyo de la Función Pública a la conformación de una estrategia de transparencia y rendición de cuentas a través de un Subgrupo de Trabajo sobre el COVID-19, desde el Comité Coordinador de la Alianza para el Gobierno Abierto en México, conformado por el INAI, el núcleo de las organizaciones de la sociedad civil y la propia Función Pública como representante del Gobierno de México.

Explicó que en dicho espacio, donde se integran todas las entidades y dependencias del Gobierno federal con competencia en el tema, se busca transparentar y articular en un solo sitio web las acciones de atención y mitigación de los efectos de la pandemia.

Desde el inicio de su administración, la secretaria Sandoval Ballesteros ha refrendado la convicción gubernamental de la transparencia y la apertura gubernamental como verdaderos instrumentos de control democrático en manos de los ciudadanos y como herramientas eficaces para prevenir e identificar riesgos de corrupción en el servicio público.