La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) condena la detención ilegal por parte de la dictadura venezolana de dos embarcaciones pesqueras registradas en Guyana y su tripulación, que se encontraban dentro de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de la República Cooperativa de Guyana.

La Secretaría General exige que los ciudadanos guyaneses sean liberados de forma rápida y segura a las autoridades guyanesas, así como los dos barcos detenidos.

Además, la Secretaría General reitera su apoyo a las normas y procesos establecidos por el derecho internacional en relación con los conflictos territoriales en curso. La resolución de la disputa territorial entre Venezuela y Guyana es un asunto de jurisdicción internacional y no puede ser solucionado mediante acciones unilaterales. Cualquier intento de descarrilar este proceso legal internacional, como el decreto emitido por el régimen de Maduro, es contrario al derecho y los estándares internacionales, y no tiene soporte legal ni significado jurídico.