Principal Cultura Debussy, Ravel, Dvořák y Piazzolla, a cuatro manos en la Sala Manuel...

Debussy, Ravel, Dvořák y Piazzolla, a cuatro manos en la Sala Manuel M. Ponce

39
Compartir

Ana María Tradatti y Fernando Saint Martin, dos de los más destacados pianistas en México, ofrecerán un concierto a cuatro manos este domingo 1 de marzo a las 17:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Como parte del ciclo El arte del piano, que organizan la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), interpretarán cuatro de las obras más importantes del repertorio para piano: Petite suite, de Claude Debussy; Ma Mère l’Oye (Mamá la oca), de Maurice Ravel; Danzas eslavas, de Antonín Dvořák, y La historia del tango, de Astor Piazzolla.

El arte del piano es un ciclo organizado por el INBAL a través de la Coordinación Nacional de Música y Ópera (CNMO), con el propósito de ofrecer un panorama del repertorio histórico universal dedicado a este instrumento, con los más destacados ejecutantes, tanto nacionales como extranjeros.

Acercar al público a las distintas maneras de presentar la música de piano es otro de los objetivos del ciclo, toda vez que existe la certeza de que “en el panorama pianístico nacional hay un nivel que va en ascenso y las nuevas generaciones cada vez tocan mejor”, de acuerdo con José Julio Díaz Infante, titular de la CNMO, quien destaca que “se necesita mayor participación de mujeres pianistas y en este ciclo se procuró más presencia de ellas”.

Es el caso de la maestra Ana María Tradatti, destacada pianista de origen argentino, quien desde 1989 ha desarrollado una importante labor en México como concertista y docente. Esta vez acompañará al maestro Fernando Saint Martin, quien ha ofrecido recitales acompañado por artistas en México, Canadá, Suiza, Francia y España.

El recital a cuatro manos que ofrecerán Ana María Tradatti y Fernando Saint Martin iniciará con la Petite suite, de Claude Debussy, obra escrita para piano a cuatro manos entre 1886 y 1889. Se conforma de cuatro movimientos: En bateau (Vela), andantino; Cortège (séquito), moderato; Menuet, moderato, y Ballet, allegro giusto.

Los dos primeros movimientos se basan en poemas del libro Fêtes galantes, de Paul Verlaine (1844-1896). La obra se estrenó el 2 de febrero de 1889 por Debussy y el pianista y editor Jacques Durand en un salón en París.

Le seguirá Ma Mère l’Oye (Mamá la oca), compuesta por Maurice Ravel en 1908. Se le considera una obra especial tanto por su temática, en la que evoca el mundo de los sueños y los cuentos infantiles, como por los destinatarios de la misma: los hijos de un matrimonio amigo de Ravel.

Los títulos que acompañan a cada movimiento de esta versión para piano a cuatro manos, son: Pavana de La Bella Durmiente; Pulgarcito; Niñita fea, Emperatriz de las pagodas; Conversación entre La Bella y la Bestia y El Jardín encantado. Se estrenó el 20 de abril de 1910 a cargo de un grupo de niños, de seis a 10 años.

Las Danzas eslavas, Antonín Dvořák, son una serie de 16 pequeñas piezas originales compuestas para piano a cuatro manos en 1878 y 1886, publicada en dos grupos: Opus 46 y Opus 72, inspiradas por las Danzas húngaras de Johannes Brahms.

De gran éxito desde un principio, algunas fueron llevadas a orquesta y reflejan la música tradicional folclórica de los países eslavos. En este concierto se interpretarán la número 1 Furiant Opus 46, y las número 1 Odzemeck y número 4 Dumka, Opus 72.

El recital concluirá con La historia del tango, de Astor Piazzolla, obra con una estructura sólida. Sus cuatro movimientos describen momentos definidos del tango con características musicales diferentes: Burdel (1900), Café (1930), Night Club (1960) y Concierto de hoy (1990).