La diputada Mónica Bautista Rodríguez (PRD), secretaria de la Mesa Directiva, afirmó que el plan económico para enfrentar los efectos de la pandemia del coronavirus, presentado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, “carece de claridad y certeza, por lo que se vislumbra que no se generarán los empleos suficientes ante la caída que se prevé de la economía”.

En un comunicado, destacó la urgencia de instrumentar una estrategia integral que impulse el fortalecimiento del sistema de salud pública, de las micro y pequeñas empresas, de las fuentes de empleo y de la economía de las familias mexicanas.

“Decir que se va a utilizar el recurso del Fondo de Estabilización y de los Fideicomisos Públicos es como darse un tiro en el pie, será un costo que tendrá que pagar tarde o temprano, porque destapa un agujero para tapar otro, lo importante es apoyar a las micro y pequeñas empresas, situación que no consideró”, señaló.

Insistió en que en el informe trimestral el Presidente no planteó ninguna propuesta contundente y estratégica para reactivar la economía ante la crisis sanitaria que enfrenta México; “solo fueron ocurrencias e improvisaciones”.

Aseveró que el resultado de su propuesta de inmediato se reflejó en el precio del dólar frente al peso, cerrando ayer en 25.70 pesos, aunque reconoció que otro de los factores que pudo influir en el comportamiento de la divisa fue el precio del petróleo a nivel internacional.

Asimismo, no descartó que este deterioro también fue por la falta de claridad y certeza de inversión económica en el país, como lo evaluó el Banco Base, ya que el informe no se consideró como un plan de política económica contracíclica.

Llama a garantizar suficiencia de camas hospitalarias

Por su parte, la diputada Abril Alcalá Padilla (PRD) exhortó a la Secretaría de Salud a coordinarse con los 32 gobiernos estatales para tener la mayor cantidad de camas hospitalarias, en colaboración con todas las instituciones de salud públicas, “ante el posible contagio de 250 mil personas por Covid 19 en los próximos días, de las cuales más de 10 mil 500 requerirán terapia intensiva”.

“La necesidad de camas para atender a pacientes de esta enfermedad y otros padecimientos demanda urgencia; si es necesaria la colaboración con el sector privado, debe hacerse a la brevedad”, subrayó.

Llamó a considerar la experiencia de países, incluso potencias mundiales, donde el coronavirus causante de esta enfermedad colapsó sus sistemas de salud, “y prever que la intensa competencia mundial por insumos, cada vez más escasos, se podría traducir en mayor pérdida de vidas humanas, incertidumbre económica y deterioro emocional”.

“De acuerdo con esa experiencia, uno de los principales problemas en esos países fue la falta de camas hospitalarias para pacientes que lo requerían, incluso sin importar el padecimiento, lo que llevó a improvisar clínicas, usar hoteles y ‘tomar’ hospitales privados, como se vio en Alemania, España, Italia y Reino Unido”, argumentó.

Refirió que, con información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México tenía 168 mil 828 camas de hospital en 2017, de las cuales sólo 2 mil 738 eran para cuidados intensivos en el sector público.

En contraste, Alemania tiene 28 mil; Reino Unido, 8 mil; Francia, 5 mil, y España, 4 mil 600, agregó.

Finalmente, dijo que presentó ante la Cámara de Diputados un punto de acuerdo para que Legislativo haga este llamado a la Secretaría de Salud.