Cuerpos especiales contra delincuencia deben actuar con estricto apego a la ley y los derechos humanos: PRD

Nacional

Los cuerpos especiales contra la delincuencia que anunció el gobierno de la ciudad son una reedición de agrupamientos que existieron anteriormente, pero que ahora tienen el reto de cumplir con sus funciones con estricto apego a la ley y los derechos humanos, consideraron las dirigencias nacional y estatal del PRD.
Karen Quiroga Anguiano de la Dirección Nacional Extraordinaria dijo que el hecho de que los antiguos granaderos formen parte del comando de operaciones especiales y la unidad táctica de auxilio a la población obliga a vigilar que no incurran en abusos de autoridad ni detenciones arbitrarias. Ayuda que el primer grupo no tenga contacto directo, pero es necesario estar vigilando para que no violen la ley.
“Sabemos que la ciudad enfrenta una crisis de seguridad que obliga a emprender acciones contundentes en materia de prevención, pero será fundamental que quienes lo hagan cumplan con la ley y respeten las garantías individuales”.
En tanto Brenda Villena de la Dirigencia estatal en la Ciudad de México, comentó que algunos de los cuerpos que se anunciaron ayer son sólo una reedición de los que ya se tenían anteriormente, como es el caso de la policía montada y la policía ambiental.
Por lo que se refiere a la policía de transporte, lo que sabíamos es que ya existía y que con frecuencia operan como civiles, de manera que ahí también sólo estamos viendo un relanzamiento.
Sobre la policía femenil que ahora tendrán el nombre de “Ateneas”, la dirigente nacional perredista comentó que ese agrupamiento ya existía, antes se llamaban Cisnes y Dianas pero esencialmente se trata del mismo personal, por lo que no vemos diferencia.
En ese sentido lamentó que el gobierno de la ciudad anuncie cambios menores y no plantee nada sobre modificar la visión con la que se está combatiendo al crimen en delitos como secuestro, robo a transporte, robo a transeúnte y homicidios.
Ciertamente los cuerpos especiales que ayer se dieron a conocer lucen impresionantes con sus uniformes tipo swat, pero en el PRD seguiremos insistiendo en saber cómo harán para disminuir los índices de inseguridad, sin maquillar cifras.
Respecto a las renuncias y rotación de mandos en las áreas que integran la Policía de Investigación (PDI), las dirigentes perredistas confiaron en que el equipo que llegue logre resultados tanto en la prevención como en la investigación, aunque reiteraron que los cambios se deben realizar en las cabezas de las áreas de seguridad del gobierno.
“Lo he dicho y lo reitero, un cambio de mando medio no garantiza una nueva estrategia, ni mayores recursos, por eso no quitaremos el dedo del renglón, lo que urge es rotar a los titulares de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Procuraduría General de Justicia a dependencias donde tienen experiencia”, finalizó Quiroga Anguiano.