Principal Electoral Croacia clasifica en los penales con Subasic como héroe

Croacia clasifica en los penales con Subasic como héroe

162
Compartir

Tras un inicio fulgurante de partido en el que se vieron dos goles en apenas 4 minutos, Croacia tuvo que esperar a los penales para derrotar a una brava Dinamarca que se mostró más ofensiva que en anteriores ocasiones, pero quedó sin premio.

No se había cumplido el primer minuto y Dinamarca ya iba 0-1. Mathias Jorgensen disparó entre un mar de piernas y Danijel Subasic no logró evitar que el balón cruzara la línea. Pero poco duró la alegría a los escandinavos. El el 4’ Mario Mandzukic no perdonó en la primera de Croacia y reestableció la igualdad.

A partir de entonces, Croacia se mostró más dominante en el primer tiempo, con Luka Modric dirigiendo las operaciones desde una posición más retrasada que en anteriores partidos. Pero Dinamarca tuvo sus opciones y Christian Eriksen mandó un balón al travesaño.

Los escandinavos se lo fueron creyendo más con el paso de los minutos, pero pecaron de cándidos en sus llegadas al área croata. Los Vatreni, muy fatigados, no alcanzaron a desnivelar tampoco un choque que fue a la prórroga. Ahí Croacia siguió queriendo, pero sin poder -Modric marró un penal en el 116′- y Dinamarca esperó a los penales, confiando en la fortaleza de Kasper Schmeichel. El arquero atajó dos, pero Subasic paró tres y dio el pase a los suyos.

El análisis de los enviados especiales de FIFA.com

Vjekoslav Paun, con Croacia (síguelo en Twitter | Facebook)

Tal y como Zlatko Dalic anunció, este partido fue un gran examen para Croacia. ¡Y lo aprobó! La generación dorada se demostró a sí misma y a todo el mundo de lo que era capaz. El tempranero gol de de Dinamarca no afectó al equipo, aunque los daneses hicieron un mejor trabajo y lograron cerrar todos los espacios en el centro del campo. No fue ciertamente un partido brillante de los Vatreni, pero lograron pasar tras una dramática tanda de penales.

Svend Frandsen, con Dinamarca (síguelo en Twitter | Facebook)

Durante el tiempo reglamentario, y tras su rápido gol inicial, Dinamarca creó muchas situaciones peligrosas, pero sin poder concretar. Ya en la prórroga, el equipo confió en la organización defensiva que tan buenos resultados le dio durante el torneo. Ninguno de los dos equipos pareció tener energías para atacar durante esos minutos finales, pero los daneses tuvieron un despiste y concedieron un penal a Modric en el 116′. Y ahí, cuando más lo necesitaban, apareció Kasper Schemeichel para atajarlo. En la tanda de penales, el arquero atajó dos, pero no fue suficiente para pasar.

Jugador Budweiser del Partido

Schmeichel demostró el porqué de su fama de parapenales. Además de mostrarse muy seguro durante todo el partido bajo palos y dirigir con maestría a su defensa, contribuyendo a neutralizar el ataque croata, atajó el penal a Modric en la prórroga, y después otros dos en la tanda de penales.

El dato

En un Mundial marcado por los goles a última hora, este Croacia-Dinamarca registró el empate inicial más veloz de la historia. Nunca antes se había visto que en el minuto 4 de un partido el marcador fuese ya de 1-1. El gol de Jorgensen es, además, el 13º más rápido en un Mundial.

Lo que viene

7 de julio en Sochi: Rusia contra Croacia

Rusia 2018: Visual Stories