Contundente la defensa del GPPRI a favor de órganos electorales

Política
  • Los líderes priistas Rubén Moreira y Alejandro Moreno manifestaron que para el PRI son importantes los acuerdos para fortalecer el régimen democrático.
  • Los legisladores Pablo Angulo y Marco Mendoza indicaron que es necesario el análisis del marco normativo para fortificar el sistema de partidos políticos.

El diputado federal y Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Alejandro Moreno y el coordinador del Grupo Parlamentario de este instituto político, Rubén Moreira, afirmaron que el PRI no aprobará nada que dañe al Instituto Nacional Electoral (INE) o al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), y se pronunciaron por abonar al trabajo institucional, fortalecer el sistema político de partidos y fortalecer el régimen democrático.

Al posicionar a nombre de su bancada, el líder congresista Rubén Moreira aseguró que las tres comisiones y mesas directivas, de Gobernación y Población, de Puntos Constitucionales y de Reforma Electoral tienen el gran reto de ordenar el trabajo para desahogar, hasta este momento, 85 iniciativas de carácter secundario y 70 de carácter constitucional, en materia electoral, más las que se puedan sumar.

Sostuvo que hoy el mayor enemigo que tiene la democracia es el narcotráfico, y en algún momento, se tendrá que discutir sobre ese tema, ya que se debe tomar en cuenta cómo influye para asesinar candidatos, para bloquear campañas y para hostigar.

Moreira Valdez reiteró que el PRI no anticipa su voto a favor de ninguna reforma, pero es importante que todas se desahoguen, y destacó que los priistas no permitirán que se dañe al INE ni al Tribunal Electoral Federal, en su autonomía, certeza, transparencia y en el trabajo que realizan.

Al intervenir en la reunión de trabajo para la Reforma Electoral como Presidente de la Comisión de Gobernación y Población, Moreno Cárdenas señaló que la reunión es para iniciar el procesamiento y la búsqueda de acuerdos en torno a una Reforma Electoral.

El legislador puntualizó que el tema no es sencillo y requerirá de un profundo conocimiento técnico electoral para avanzar en un marco que surgió con la reforma de 1990. Reconoció que el INE y el TEPJF son instituciones que como todo en la vida son perfectibles y tienen que avanzar a la modernidad y a la eficiencia.

Recalcó que para el PRI la barrera es contundente, es no poner en riesgo elecciones democráticas y creíbles; no entregar un padrón electoral y los datos biométricos de millones de mexicanos al gobierno; además, subrayó, no permitir que el crimen organizado se vincule o participe en los procesos electorales del país, y ahí es donde tenemos que estar muy atentos todos para trabajar y legislar.

Al intervenir, el diputado Pablo Angulo recalcó que están convencidos que una reforma electoral debe fortalecer el sistema de partidos políticos, defender al INE y al TEPJF y que mejorar el funcionamiento de estos organismos para consolidar un sistema de pesos y contrapesos.

A su vez, el vicecoordinador del GPPRI, Marco Antonio Mendoza, consideró que la vía para que la democracia progrese es siempre el análisis del marco normativo, el fortalecimiento de la ley y el diálogo, porque la democracia, enfatizó, no es el gobierno de la mayoría, sino de la mayoría que escuche a la minoría.