Construir espacios laborales seguros y libres de discriminación es un trabajo de corresponsabilidad entre sociedad, sector privado e instituciones

Metrópoli

En el marco del 27 de febrero, Día Nacional por la Inclusión Laboral, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) hace un llamado a generar acciones de inclusión laboral que vayan más allá de acciones aisladas y que busquen combatir la problemática de forma estructural e integral.

Se hace este llamado al sector privado para implementar políticas internas de inclusión hacia grupos históricamente discriminados, con el objetivo de cumplir con la ley en materia de igualdad y no discriminación; y a la sociedad en general a trabajar de forma conjunta para combatir los prejuicios y estereotipos que limitan el acceso al empleo a las personas con base en  su apariencia, origen étnico o nacional, orientación e identidad de género, por tener modificaciones corporales o cualquiera de las características de las personas.

Este día, instaurado en el 2013, tiene el objetivo de reconocer la importancia de la legislación mexicana en materia de oportunidades laborales, además de recordar que todas las personas, sin distinción de género, origen étnico, orientación sexual, tono de piel, nacionalidad o cualquiera de sus características, tienen el derecho de acceder a un trabajo digno y decente en condiciones de igualdad.

La discriminación en los espacios laborales es una problemática recurrente, de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS-2022), la falta de acceso a un empleo es una de las principales problemáticas que enfrentan los Grupos de Atención Prioritaria. También en la Encuesta sobre Discriminación de la Ciudad de México (EDIS-2021), los datos demostraron que, el lugar en donde más se discrimina es en el trabajo (36.9%).

Se entiende como inclusión laboral a la implementación de políticas y acciones que garanticen un espacio de trabajo seguro y saludable para todas las personas, que prevenga y busque eliminar cualquier forma de discriminación. La inclusión laboral debe buscar la transformación de las culturas de trabajo a través de combatir las desigualdades, prejuicios y estereotipos que prevalecen en el sector.

Algunas de las acciones que promueven la inclusión laboral son: las mejoras en los procesos de contratación, las acciones de compatibilidad de la vida personal y laboral, los mecanismos de atención a la discriminación, acoso y hostigamiento sexual y contar con políticas de igualdad y no discriminación, por mencionar algunas.

Datos del estudio sobre “Beneficios de implementar estrategias y políticas de diversidad e inclusión en los espacios laborales empresariales” realizado por el Copred, demuestran que los principales beneficios de estas acciones son: que las personas se sienten más cómodas siendo ellas mismas en su espacio laboral, mejora el clima laboral, mejoras en la motivación del personal y aumento de la diversidad de ideas y puntos de vista para la toma de decisiones. Construir espacios laborales igualitarios y libres de discriminación permite a las empresas tener mayor retención del talento, así como incrementar su prestigio y valoración positiva con una clientela diversa, y, por supuesto, mejores relaciones de negocios.

Promover la inclusión laboral resulta fundamental ya que el acceso a un empleo seguro, productivo, remunerado de manera justa yen condiciones de igualdad es un factor fundamental para la supervivencia delas personas y de sus familias, contribuye a su plena realización, les afirma un sentimiento de pertenencia a la comunidad y a su reconocimiento al interior de esta.

Desde el Copred, se llevan a cabo diversas acciones para promover la inclusión laboral, como la asesoría especializada y acompañamiento a empresas y establecimientos mercantiles en materia de igualdad y no discriminación; revisión y apoyo en la modificación de políticas empresariales para que alcancen los más altos índices de protección de derechos humanos; se llevan a cabo diversas acciones de sensibilización y capacitación para el sector privado, como webinars trimestrales y talleres especializados, por lo cual, se hace la invitación al sector privado para sumarse a las acciones.