El presidente Andrés Manuel López Obrador visitó Badiraguato en Sinaloa, donde se comprometió a que en este sexenio se terminará de construir la carretera que conecta a esta entidad con Chihuahua.

Tras supervisar un tramo del camino Badiraguato-Guadalupe y Calvo, el mandatario resaltó que este año se invertirán 250 millones de pesos para avanzar una meta de 5.5 kilómetros.

Sostuvo que a dos meses y medio de gobierno, se han emprendido diversas acciones de cambio.

“No hemos perdido el tiempo, ni vamos a perder el impulso”, afirmó.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, informó que ya comenzó el proceso de licitación para retomar esta obra que data de los años 60 y cuyos trabajos iniciarán en marzo.

 

Artículo anteriorCon detección y tratamiento oportuno, el cáncer infantil es curable en más de 80 por ciento de los casos
Artículo siguienteDa a conocer Gobierno capitalino regulación a transporte concesionado, monopatines y de bicicletas sin anclaje