Para que no todas las celebraciones pasen de largo durante este año, los 200 años de la Consumación de la Independencia de México (1821-2021) se conmemorarán con tres majestuosas cenas y la dramatización del encuentro intelectual y seductor entre la Güera Rodríguez y Agustín de Iturbide. La Compañía Nacional de Teatro Clásico Fénix Novohispano y la chef e investigadora gastronómica Elvira Abarca preparan para los jueves 2, 9 y 29 de septiembre, el platillo emblemático de las fiestas patrias, es decir, el chile en salsa de nuez, mejor conocido como Chile en nogada.

En tres tiempos seremos testigos del diálogo entre el hombre y la mujer que sublimaron el espíritu mexicano de libertad. El vino hará lo suyo al despertar los sentimientos de la Nación y el chocolate abrirá la antesala de lo que representa pertenecer a nuestra cultura.

A la luz de las velas, un cuarteto de cuerdas transportará a los comensales-espectadores por los pasajes de la lucha armada y los labios entrelazados de Iturbide y María Ignacia Rodríguez, símbolo del deseo amoroso de muchos mexicanos. Sin embargo, el texto y dirección de Francisco Hernández mostrarán a María Ignacia Rodríguez de Velasco Osorio Barba Jiménez Bello de Peryra Hernández de Córdoba Solano Salas Garfias -mejor conocida sólo como La Güera Rodríguez- como una seductora del pensamiento y la inteligencia.

Era una mujer excepcional, valiente, capaz de colocarse al nivel intelectual del Barón de Humboldt, de hacer reír y mostrarle la ciudad de México a Simón Bolívar. Amiga de Miguel Hidalgo, La güera Rodríguez pertenece al movimiento universal donde el espíritu femenino persigue su lugar en la vida y la sociedad. Logra participar política y públicamente en el ámbito histórico de este país al impulsar a Iturbide a convertirse en el primer emperador de México.

En la cena de la consumación de la independencia se degustarán los platillos de la época en dos recintos emblemáticos del centro histórico: el Ex convento de Regina (Regina 7) y Palacio de Medicina (República de Venezuela 33, Plaza de Santo Domingo) Durante dos horas seremos parte de una noche secreta en la que se conspira por el amor y la independencia.

Alhelí Abrego interpreta a La güera Rodríguez y Paco Silva a Agustín de Iturbide, acompañados del Cuarteto de cuerdas de la Compañía Fénix Novohispano.

En tiempos de COVID, estas cenas recrearán una atmósfera de conspiración, de secreto para protegernos no sólo de la pandemia, sino a la Patria misma, que no está en un lecho de rosas. Por ello es vital recordar a la abuela Rodríguez al mismo nivel de Iturbide. Ella fue una heroína y antecedente de las actuales mujeres mexicanas.

Artículo anteriorEl Conjunto Santander de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara recibirá a la coreógrafa mexicana Claudia Lavista
Artículo siguientePlutarco Haza extiende temporada teatral e incursiona en el cine de EUA