Conmemora la Cámara de Diputados el Día Internacional de la Lengua Materna

Política
  • Intervinieron representantes de Morena, PAN, PRI, PVEM, PT, MC y PRD

En el marco del Día Internacional de la Lengua Materna, que se conmemora cada 21 de febrero, diputadas y diputados de Morena, PAN, PRI, PVEM, PT, MC y PRD emitieron comentarios en el apartado de efemérides de la sesión semipresencial de este miércoles.

Lenguas originarias son fuente de sabiduría ancestral

La diputada Irma Juan Carlos (Morena) señaló que en el país las lenguas originarias a pesar de lo que ha implicado mantenerlas vivas, hoy siguen siendo la fuente de sabiduría ancestral que resuena en cada rincón del país, son el tesoro invaluable de un legado de los ancestros y un puente hacia las raíces e identidad.

Pidió aprobar la reforma constitucional sobre derechos de los pueblos indígenas y afromexicanos enviada por el Ejecutivo Federal, a fin de saldar una deuda histórica. México, dijo, es pluricultural, pluriétnico y plurilingüe, por eso la cultura de los pueblos originarios debe procurarse, visibilizarse y sensibilizarse, alejándose del folclore. Se necesitan políticas públicas efectivas que promuevan su enseñanza y uso de las lenguas en todos los ámbitos de la sociedad.

Fortalecer a institutos que contribuyen en su protección

Del PAN, el diputado Roberto Valenzuela Corral afirmó que el desplazamiento forzado de las comunidades, el contacto con una cultura más agresiva y acciones por parte de miembros de una comunidad dominante, son temas que se tienen que poner en el centro de la discusión.

Puntualizó que la desaparición de cualquier lengua representa la pérdida irreparable de una parte de los conocimientos tradiciones y cultura; por ello, “los estados y todos los gobiernos deben preservar las lenguas maternas. En Acción Nacional queremos convocar a fortalecer a los institutos que tanto han contribuido para su difusión y protección”.

En los últimos 50 años se han perdido diez lenguas

La diputada Eufrosina Cruz Mendoza, del PRI, mencionó que en México se hablan más de 68 lenguas, muestra de la diversidad lingüísticas que existe; sin embargo, añadió, estas son frágiles, ya que en los últimos 50 años se han perdido diez lenguas y, de acuerdo con la Unesco, 21 más están en peligro. Por ello, en este día se debe hacer un compromiso para destinar mayores recursos.

Hizo referencia al caso de Bonifacia Lugardo, indígena mazahua recluida en el penal femenil de Almoloya, quien fue sentenciada en 2021 a ocho años, donde su único error fue no tener traductor de su lengua materna. “De eso se trata, que las y los indígenas tengan justicia en su lengua, pero si no hay presupuesto para capacitar y acreditar a los traductores, las cárceles estarán llenas de indígenas, porque no hubo un proceso de acuerdo con su cultura”.

Es esencial preservarlas y revitalizarlas

Por el PVEM, la diputada Consuelo del Carmen Navarrete Navarro destacó que con esta conmemoración se reafirma la importancia de las lenguas maternas, ya que representan el medio por el cual se refleja la identidad, deseos y aspiraciones más profundas, las lenguas maternas “nos conectan con nuestra herencia de manera única y especial; son la expresión viva de la diversidad que nos enriquece y nos define como pueblo”.

Añadió que no se puede ignorar que muchas de las lenguas están en riesgo de desaparecer, ya que según la Unesco cada dos semanas muere una lengua. Por ello, esta fecha sirve para renovar el compromiso por impulsar políticas que garanticen la conservación, preservación y difusión de las lenguas indígenas. “Es esencial trabajar para revitalizarlas y garantizar que sigan siendo una fuente de orgullo y fortaleza para las generaciones venideras”.

No permitir que se conviertan en curiosidades folclóricas

La diputada Esther Martínez Romano (PT) consideró que en la lucha por la preservación de las lenguas maternas se debe tener claro que cada una de éstas es un vínculo con la sabiduría ancestral e historias de nuestros antepasados. Lamentablemente, agregó, muchas están en grave peligro de desaparecer, ya que factores como el desplazamiento de comunidades indígenas, la discriminación lingüística y la falta de políticas públicas adecuadas causan su acelerada disminución.

Puntualizó que cada vez que una lengua indígena originaria se extingue se pierde una parte de nuestra diversidad cultural, un pedazo del patrimonio humano y una porción importante de nuestra pertenencia histórica. Consideró imperativo tomar medidas concretas para protegerlas y revitalizarlas, “esto implica el reconocimiento y respeto de la diversidad lingüística en todos los ámbitos de la sociedad. No podemos permitir que las lenguas indígenas se conviertan en meras curiosidades folclóricas del pasado”.

Hay una desaparición silenciosa de la diversidad lingüística

La diputada María Teresa Rosaura Ochoa Mejía (MC) señaló que hoy se enfrenta una desaparición silenciosa y severa de la diversidad lingüística, por lo que es fundamental realizar políticas públicas orientadas a conservar y promover su preservación, así como destinar recursos e impulsar su enseñanza desde la escuela básica.

Enfatizó que la desaparición de una lengua no es una simple pérdida de un sistema de comunicación, sino la eliminación de la voz de los antepasados y de una parte fundamental de la identidad colectiva; es decir, es la negación de la diversidad que enriquece a la sociedad mexicana.

Preservar y fortalecer a las lenguas en peligro

Fabiola Rafael Dircio, diputada del PRD, expresó que este es un día importante para los pueblos originarios, en el cual es preciso dejar de manifiesto que las lenguas maternas no son un simple medio de comunicación, sino son un vínculo con la historia, con el pasado y con el presente; es un icono que da identidad y cultura, es un transmisor de tradiciones y valores a las generaciones.

En este mundo cada vez más globalizado, dijo, recordar, honrar, preservar e impulsar las lenguas maternas se ha convertido en un trabajo constante y arduo, con el fin de preservar la diversidad cultural que da identidad. Alertó que, de las 68 lenguas, alrededor de 23 están en situación de riesgo, por lo que se debe trabajar para preservar y fortalecer esas lenguas en peligro, a través de proyectos en educación, apoyo comunitario y reconocimiento de valor único.