Conjuntan narración oral, actuación y poesía en el ciclo La palabra dicha

Este fin de semana se inauguró el ciclo La palabra dicha, en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia, dedicado exclusivamente a la poesía como una forma de cohesión social.

En un ambiente cálido, las jóvenes actrices Jimena Hinojosa y Mariana Villalobos dieron lectura a obras de Nadia Escalante y Sara Uribe, poetas mexicanas que poseen una voz diferente a las de generaciones anteriores.

El coordinador del recinto, Javier Rodríguez González, dio la bienvenida a los asistentes y dijo que el ciclo conjunta narración oral, actuación y la voz poética, con el fin de recrear el antiguo ritual de la humanidad: la palabra viva.

Adelantó que cada mes, en el marco del ciclo La palabra dicha, se invitará a actores y actrices a representar los poemas de autores de su predilección, independientemente de la generación.

Tanto Jimena Hinojosa como Mariana Villalobos tomaron en serio sus respectivos papeles, pues no sólo dieron lectura a los versos de las dos poetas jóvenes, sino que dieron vida a sus personajes al interpretarlos en el recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Primero llevaron a cabo la representación del poema Antígona González, de Sara Uribe, poeta y filósofa queretana nacida en 1978, quien ha ganado los premios nacionales Carmen Alardín 20014 y Tijuana 2003, entre otros. Es autora de Lo que no te imaginas y Nunca quise detener el tiempo. Antes de ser poeta, probó las mieles de la dramaturgia.

Las actrices recitaron de memoria el extenso poema de Uribe, cuya trama aborda la situación de una mujer que busca entre los cuerpos el cadáver de su hermano. El dolor es su principal compañero, por lo que, en todo momento, se recreó un ambiente de penumbra.

Enseguida, Hinojosa y Villalobos leyeron varios poemas de Nadia Escalante (1982), poeta yucateca que hace 12 años ganó el Premio Jesús Díaz.

De ella escogieron extractos de su libro Adentro no se sabe el silencio, cuyos recuerdos retroceden hasta la infancia de la autora. “Lo verdadero crece desde las profundidades”, escribió.

Al final, las actrices recibieron un largo aplauso y señalaron que escogieron a ambas autoras porque, al igual que ellas, son jóvenes y están abriendo un nuevo camino en el inmenso mundo de las letras mexicanas.