Congreso CDMX discute la construcción de una Ley de Salud integral

Metrópoli

Es necesario incorporar en la Ley de Salud de la Ciudad de México la medicina complementaria, alternativa y tradicional, así como la profesionalización de quienes la practican, y asignarle el presupuesto necesario para robustecerla, coincidieron los diputados participantes en la inauguración del foro La importancia de la medicina complementaria, alternativa, tradicional e integrativa y su incorporación a los servicios de salud pública.

La presidenta de la Comisión de Salud del Congreso local, María de Lourdes Paz, señaló que el objetivo del evento es armonizar la Ley de Salud con la Constitución Política de la Ciudad de México.

En este espacio de discusión se analizarán los temas: aportaciones de la medicina complementaria, alternativa, tradicional e integrativa, y el uso de la herbolaria al campo de la salud; los programas de salud pública y su apego a la estrategia de la Organización Mundial de la Salud, sobre medicina tradicional; así como la partería.

Agregó que las participaciones de los ponentes invitados ayudarán en la dictaminación de los instrumentos legislativos que actualmente se analizan en el seno de la Comisión, y cuyo fin es delinear un modelo de salud que privilegie el respeto a los derechos humanos y el acompañamiento de los pacientes para que reciban una atención de salud con un mayor grado de especialización.

Al respeto el presidente de la Junta de Coordinación Política, diputado Ricardo Ruiz Suárez, consideró importante la construcción de la pluralidad en la práctica de la medicina, con la inclusión del conocimiento tradicional de las comunidades y con el rescate de las tradiciones ancestrales de los pueblos originarios.

“Se trata de integrar la visión de los pueblos originarios con la medicina científica que se establece como una forma de servicio para la comunidad, vinculada con las prácticas tradicionales, con toda la visión que se tiene de la medicina ancestral, vista en la parte preventiva, de utilización de una serie de insumos tradicionales y que de pronto están separados y diferenciados de la medicina científica”, dijo.

Por su parte, Juan Manuel Esteban Castro Albarrán, subsecretario de Prestación de Servicios Médicos e Insumos de la Secretaría de Salud, indicó que actualmente se trabaja en diseñar una Ley de Salud que integre diversos ámbitos de la Secretaría y de las organizaciones de la sociedad civil.

El diputado de MORENA, José Luis Rodríguez Díaz de León, destacó que las diversas opiniones ayudarán a mejorar el esquema de prevención de salud de manera directa en casa, así como para la “generación de políticas públicas en nuestra ciudad para acceder a mejores condiciones de vida y mejores oportunidades de la medicina complementaria, alternativa y tradicional”.

La vicepresidenta de la Comisión de Salud, Lizette Clavel Sánchez (PT), aseveró que se está tratando de integrar “todas las posibilidades que garanticen el derecho humano a la salud”, no sólo las prácticas ancestrales de los pueblos originarios, también la derivada de los pueblos chino, japonés, afroantillano, entre otros.

“En México tenemos 68 pueblos indígenas que representan aproximadamente 10 por ciento de la población total, es por ello que nos reconocemos como pueblo multiétnico y multicultural en el cual la medicina tradicional es un fenómeno de la cultura nacional”, comentó la diputada Martha Soledad Ávila (MORENA).

La presidenta de la Comisión de Pueblos, Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes, Guadalupe Chávez (MORENA), recordó que actualmente se estudia en su Comisión una iniciativa para que en todos los centros de salud exista la medicina tradicional y que la Secretaría de Salud esté al tanto. “En las 16 alcaldías hay pueblos y de los 68 pueblos originarios que hay a lo largo y ancho del país, en la Ciudad de México tienen presencia 55 pueblos”, detalló.

Finalmente, el legislador Carlos Hernández Mirón (MORENA), expresó que hay dos aspectos importantes para abordar sobre el tema, uno de ellos es el presupuestal, “tenemos que revisar la parte presupuestaria para visibilizar y robustecer la medicina tradicional alternativa”; mientras que el otro es lo relativo al uso de la mariguana.