Conferencia regional de la FAO: América Latina y el Caribe traza el camino hacia una pesca y acuicultura sostenible para la seguridad alimentaria

Internacional
  • Transformación Azul propone una producción sostenible en la acuicultura, una gestión eficaz de las pesquerías y una mejora en las cadenas de valor. Dominica, Panamá, Paraguay, Perú, y Trinidad y Tobago participaron en la mesa que abordó esta iniciativa.

20 de marzo de 2024, Georgetown, Guyana –Con 85 millones de personas dependiendo de los alimentos acuáticos para su sustento, estos recursos son vitales para el bienestar social, económico y nutricional de América Latina y el Caribe. Sin embargo, desafíos como el cambio climático, la contaminación y la degradación ambiental, amenazan la viabilidad a largo plazo de los sistemas de alimentos acuáticos, justo cuando la región se encuentra en un punto crucial en su camino hacia la seguridad alimentaria y la sostenibilidad ambiental.

Esta urgencia fue el foco de la Mesa Redonda Ministerial «Avanzar en la pesca y la acuicultura hacia la sostenibilidad bajo el enfoque de la Transformación Azul», celebrada en el marco de la 38ª Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, que se está llevando a cabo por estos días en Georgetown, Guyana.

La Transformación Azul, un enfoque destinado a redefinir nuestra relación con los alimentos acuáticos, propone una visión de producción sostenible en la acuicultura, una gestión eficaz de las pesquerías y una mejora en las cadenas de valor. El objetivo es alcanzar sistemas alimentarios más equitativos, resilientes y sostenibles.

«Si se implementa de forma sostenible, la transformación azul, permitirá incrementar el consumo global de alimentos acuáticos, aun cuando crezca la población. Pero, si no transformamos y no tenemos prácticas sustentables y sostenibles, podríamos reducir el consumo per cápita de este alimento, poniendo más presión a los sistemas de producción de la tierra”, explicó Manuel Barange, Subdirector General de la FAO y Director de la División de Pesca y Acuicultura.

Ministros, viceministros y altas autoridades de Dominica, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, Trinidad y Tobago, compartieron las experiencias de sus países y coincidieron en la necesidad de un esfuerzo conjunto entre gobiernos, empresas privadas, inversores, organizaciones de la sociedad civil y otros actores para impulsar la innovación en sistemas, inversiones y asociaciones.

“En Panamá se adoptó una nueva Ley de Pesca y Acuicultura con el fin de incentivar las actividades de la pesca, la acuicultura y las relacionadas con la pesca azul, procurando que se realicen de forma sostenible, utilizando métodos adecuados que aseguren la conservación, la producción y la comercialización de estos productos, dentro de una actividad que beneficie a las actuales y futuras generaciones”, sostuvo el Ministro de Desarrollo Agropecuario de Panamá, Augusto Valderrama.

El Ministro de Agricultura, Tierras y Pesca, de Trinidad y Tobago,  Avinash Singh, dijo que “en la búsqueda de la gestión sostenible y el desarrollo de nuestros recursos pesqueros en Trinidad y Tobago, tenemos la suerte de colaborar con la FAO en muchas áreas de interés mutuo, algunas de las cuales incluyen la mejora de la capacidad para la adopción y aplicación del enfoque ecosistémico de la pesca”.

En tanto, el Ministro de Agricultura, Pesca y Minería de Jamaica, Floyd Green, sostuvo que hay que dar prioridad a la diversificación de los medios de subsistencia de los pequeños pescadores y acuicultores. “Es lo único que puede hacerse para reducir la sobrepesca y apoyar los esfuerzos de gestión de los ecosistemas en toda la región”.

La economía azul es uno de los pilares de crecimiento económico en Dominica, dijo Ministro de Agricultura, Pesca de ese país, Roland Royer. “Colectivamente, hacemos un llamado a las islas de la región para que promuevan el uso sostenible de los recursos marinos en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 14 y 15 de las Naciones Unidas. Respaldamos el protocolo regional sobre la Política Pesquera Común de la CARICOM para el uso sostenible de los recursos marinos vivos para el crecimiento económico azul y el desarrollo sostenible, pero se necesita mucho más para impulsar la economía azul en la región”.

El viceministro de Ganadería de Paraguay, Marcelo González, sostuvo que el país tiene el reto de aumentar la cantidad de estanques para acuicultura y abordó el proyecto para expandir crías de camarones en agua dulce. “En todos estos desafíos, si la cooperación puede tener presencia con técnicos especialistas, nosotros como gobierno estamos abiertos a recibir, tanto cooperación técnica, como financiera”.

Perú, dijo su Viceministra de Pesca y Acuicultura, Úrsula Desilú, “continuará con la realización de acciones que coadyuven a mejorar la sostenibilidad de los recursos hidrobiológicos y seguirá haciendo frente a todos los desafíos venideros a través de medios innovadores y beneficiosos para nuestros agentes económicos».

Durante el encuentro, se presentó el documento de discusión «Avanzando hacia la sostenibilidad de la pesca y la acuicultura bajo el enfoque de Transformación Azul». Este documento proporciona una hoja de ruta clara y concisa para guiar los esfuerzos de implementación, alineado con el Marco Estratégico de la FAO 2022-31.