Del 15 de mayo al 1 de septiembre de 2020, las Brigadas de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencias (PIAE), de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), han implementado 45 operativos de atención de emergencias, en favor de más de 273 mil 600 habitantes de 16 entidades de México.

Esos datos fueron presentados por la Conagua al participar en el «Foro 3: Agua en México, ¿riesgo o recurso para la población?», organizado en el marco de la Semana Nacional de Protección Civil 2020.

En el evento se detalló que, en el rubro de abasto de agua emergente a la población, se han distribuido más de 2 millones 580 mil litros, en tanto que de anegaciones o encharcamientos se han bombeado más de 2 millones 500 mil litros de agua.

En cuanto a las acciones de desazolve, realizadas para favorecer el funcionamiento de los sistemas de drenaje, y con ello abatir los niveles de inundaciones, informó que se ha limpiado un total de casi 3 mil metros lineales de conductos.

Todo ello, con la participación de 147 elementos de las Brigadas PIAE, quienes usaron 100 aparatos especializados, como camiones tanque, plantas potabilizadoras portátiles, vehículos de desazolve y equipos de bombeo, entre otros.

Particularmente, se señaló, los operativos de emergencia se implementaron en torno al desarrollo de los huracanes Hanna y Genevieve, las tormentas tropicales Amanda, Cristobal y Hernan, y canales de baja presión. Esos sistemas generaron efectos principalmente en Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Coahuila, Estado de México, Nuevo León, Quintana Roo, Sonora, Tabasco, Tamaulipas y Yucatán.

Se explicó que dichas tareas se implementan como parte de la estrategia integral de la Conagua, que incluye acciones a desarrollar antes, durante y después de los efectos de un fenómeno hidrometeorológico.

Se puntualizó que, dentro de las acciones previas, Conagua, mediante el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), realiza el monitoreo permanente de los sistemas meteorológicos, elabora un mapeo con base en el probable cono de impacto y emite boletines oportunos que permitan activar los protocolos correspondientes para la salvaguarda de la población.

Asimismo, es parte activa de las reuniones del Comité Nacional de Emergencias y los consejos nacionales, estatales y municipales de Protección Civil, con el fin de colaborar en la implementación coordinada de las estrategias de trabajo.

Al mismo tiempo, en el Comité Nacional de Grandes Presas (CNGP), presidido por Conagua y donde participa su personal técnico especializado, en colaboración con diversas dependencias gubernamentales y académicas, se toman las decisiones técnicas necesarias relacionadas con la operación de infraestructura hidráulica, con el propósito de lograr el mejor manejo posible de los escurrimientos para reducir los riesgos de inundaciones, en beneficio de la población, sus bienes y los sectores productivos.

Además, se moviliza personal de las Brigadas PIAE y equipo especializado ubicado en los 21 Centros Regionales de Atención de Emergencias, conocidos como CRAE, para reforzar la capacidad de reacción regional de Conagua.

Hiram Velázquez, coordinador de Proyectos Transversales, Transparencia e Innovación, de Conagua, puntualizó que durante las emergencias se apoya en el bombeo de agua anegada, se suministra agua potable y se colocan barreras físicas para sustituir bordos en cuerpos de agua, entre otras acciones.

Una vez que disminuyen las lluvias, Conagua contribuye a la limpieza de drenajes para recuperar su operación y ayudar con ello al desalojo de las aguas anegadas; colabora en la reparación o reconstrucción de sistemas de agua potable, y reconstruye bordos de cuerpos de agua, entre otras acciones que permiten restaurar los servicios municipales y mejorar el estado de la infraestructura.

Finalmente, la Subdirección General Técnica, en conjunto con el SMN, valida la información para las declaratorias de desastre. Con todo ello, Conagua forma parte de un sistema integral e interinstitucional que opera para reducir riesgos y atender emergencias, siempre para la protección de la población.