Ante la comunidad académica de la Escuela de Contabilidad y Administración Pública Leona Vicario, diputados del Congreso de la Ciudad de México aseguraron que la nueva Ley de Participación Ciudadana contendrá herramientas jurídicas para empoderar a la ciudadanía con el objetivo de que tenga una participación activa en el cambio de la ciudad y para acabar con las prácticas de corrupción que han perjudicado el desarrollo de la capital del país.

Durante su encuentro con alumnos y funcionarios de la institución educativa, los legisladores José Martín Padilla Sánchez y Circe Camacho Bastida destacaron la necesidad de que los capitalinos participen corresponsablemente en las decisiones públicas a través de los mecanismos de participación ciudadana que establece la Constitución Política de la ciudad.

“Estamos aquí para escuchar las propuestas de la academia, estamos aquí para conversar sobre los temas de contralorías ciudadanas y el presupuesto participativo, herramientas contempladas en la Constitución que, sin duda, buscan que exista transparencia en los recursos destinados al desarrollo de los pueblos, barrios, colonias y unidades habitacionales”, afirmó Martín Padilla, presidente de la Comisión de Participación Ciudadana del Congreso capitalino.

Esta Comisión tiene la tarea de aprobar la Ley de Participación Ciudadana, “pero no se hará desde el Congreso ni de las oficinas, por eso queremos salir a escuchar todas esas voces y propuestas de la ciudadanía, de la academia y de todos los sectores de la sociedad, porque la gente tendrá garantías de participación en la nueva norma”, aseveró durante el Foro La nueva legislación en materia de participación ciudadana: Red de Contralorías Ciudadanas y Presupuesto Participativo.

En el acto, la diputada Circe Camacho Bastida afirmó que el objetivo de la nueva Ley de Participación Ciudadana es empoderar a la ciudadanía, por lo que “necesitamos tener las herramientas y darle las herramientas a la gente para que podamos cambiar a la ciudad”.

Consideró que la nueva norma “no se puede ver sólo desde un marco jurídico, porque el objetivo político de la 4ta. Transformación puede ser realizada a partir del empoderamiento de la gente, de que haya una corresponsabilidad, de que no creamos que sólo el gobierno va a solucionar los conflictos”.

“Esta ley va a marcar un punto diferente en la política nacional en la que perspectiva del cambio y que nosotros, como ciudadanos, jugamos un papel diferente, en que ahora el gobierno está para obedecernos y esta nueva ley va a obligar a que el gobierno obedezca a la ciudadanía, a los que representa, que no haga lo que no está mandatado hacer por ustedes”, agregó.

Afirmó que en el Congreso “vamos a apostarle a la ciudadanía, para que los discursos de campaña se apliquen en la realidad. Si no se logra la participación ciudadana, se corre el riesgo de replicar las prácticas de políticos viejos con sus prácticas viejas o corruptas”.

En su participación, el presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), Andrés Peñaloza Méndez, anunció que propondrá que se cree la figura de contralorías ciudadanas como una medida para supervisar la tarea gubernamental.

Señaló que la población ve positivo el que hay contralorías ciudadanas en el ámbito del gobierno federal: “La próxima semana enviaré un oficio a la Doctora, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, secretaria de la Función Pública, y le voy a pedir que me envíe a contraloras y contralores ciudadanos, me va a decir seguramente que no tiene esa figura y a ver si se anima a crear dentro de la Secretaría de la Función Pública este mecanismo”, precisó.

El representante del gobierno federal en la Alcaldía de Azcapotzalco, Gerardo Trejo, señaló que en la Ciudad de México se está gestando el rediseño de un pacto político; “En este nuevo pacto entre la sociedad y el gobierno, se busca cómo hacer esta vinculación a través de la participación ciudadana, a través de la construcción de mecanismos de incidencia no sólo en la opinión, sino inclusive en la toma de decisiones públicas”, subrayó.

“Por eso es tan transcendental que la nueva Ley de Participación Ciudadana elabore mecanismos muy claros y muy bien definidos para que den cauce a la ciudadanía sobre lo que se va a decidir en muchos rubros. El día de hoy está el tema de la Contraloría Ciudadana y el Presupuesto Participativo que son dos factores claves en la vida de las comunidades, que permitiría en todo caso este nuevo rediseño en la convivencia de la ciudad”, dijo.

“El aporte desde la academia para estos procesos de construcción es primordial y también para la alcaldía es primordial que estudiantes, académicos y las escuelas asentadas en la demarcación sean parte de las decisiones que se están tomando en diversos aspectos”, consideró a su vez Nancy Núñez, concejal presidenta de la Comisión de Participación Ciudadana en Azcapotzalco.

“El cúmulo de conocimiento de la academia no se debe dejar en el aula, es necesario potenciarlos en otros procesos como es el caso de dos figuras primordiales para esta nueva ley y para la ciudad como es el tema de presupuesto participativo y las contralorías ciudadanas”, agregó.

En el acto estuvieron presentes el diputado local, Emanuel Vargas; la secretaria Académica de la Escuela de Contabilidad y Administración Pública Leona Vicario, Rocío Espinoza Fernández; y el secretario Administrativo del plantel, Daniel García Muñoz.