Con la apertura de 9 salas de Hemodinamia fortalece IMSS la atención cardiovascular en hospitales de Segundo Nivel

Nacional
  • Desde su puesta en marcha, estas unidades suman en conjunto 943 procedimientos a nivel nacional.

A finales de 2023 se espera aperturar 7 salas más para atender a la población con algún padecimiento del corazón, estudios de diagnóstico y terapéuticos que antes eran exclusivos del Tercer Nivel de Atención.

Para brindar atención especializada a personas con enfermedad cardiovascular y aumentar su capacidad de resolución en hospitales de Segundo Nivel, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha instalado 9 de las 26 salas de Hemodinamia que tiene proyectadas en unidades de todo el país.

En este sentido y para mejorar la capacidad instalada actual, el director general del IMSS, Zoé Robledo, instruyó la puesta en marcha de las salas de Hemodinamia, con el objetivo de que haya al menos una en unidades de Segundo Nivel de todo el país.

El titular de la Unidad de Atención Médica del IMSS, doctor Efraín Arizmendi Uribe, detalló que estas 9 salas operan ya en Quintana Roo, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Coahuila, Estado de México Poniente, Aguascalientes, Baja California Sur y Morelos, que en conjunto ya suman 943 procedimientos.

Aseguró que estas salas de Hemodinamia cuentan con personal capacitado, equipamiento, insumos y medicamentos necesarios para realizar estudios de diagnóstico y terapéuticos, tanto electivos como urgentes para la atención de los pacientes.

El también líder de este proyecto informó que para finales de este año se tiene proyectado aperturar 7 salas más en los hospitales de Campeche, Jalisco, Sonora, Estado de México Oriente, Hidalgo, Zacatecas y Tamaulipas, con lo que sumarán 16 espacios de Hemodinamia en el Segundo Nivel de Atención.

“El beneficio que estas salas representan para los derechohabientes del IMSS es que tendrán disponibles estudios de diagnóstico y terapéuticos que lograrán disminuir la incidencia de infartos, porque se tratará adecuadamente y de manera oportuna la cardiopatía isquémica antes del evento cardiovascular agudo”, afirmó.

El doctor Arizmendi Uribe agregó que la terapia trombolítica en el infarto agudo lleva 35 años en México y no ha demostrado incidir significativamente en la mortalidad del ataque al corazón, por ello, estas salas de Hemodinamia son importantes para realizar procedimientos de angioplastia coronaria y colocación de stents de manera oportuna, ya que el tiempo es vital en un ataque agudo al corazón.

Recordó que México ocupa el primer lugar en muerte por infarto agudo del miocardio en los primeros 30 días de hospitalización después de un infarto, además de ocupar las primeras posiciones por sobrepeso, obesidad, diabetes mellitus, hipertensión y tabaquismo, enfermedades que demandan una mayor atención y prevención.

“Para los ya enfermos contar con estas salas en sitios estratégicos salva vidas”, subrayó.

El cardiólogo intervencionista del IMSS afirmó que estas salas de Hemodinamia, que antes eran exclusivos del Tercer Nivel de Atención, además de salvar vidas, ayudarán a limitar el daño al preservar la función del corazón y mejorar la calidad y sobrevida de los derechohabientes, reincorporarlos a su vida laboral y cotidiana a largo plazo.