MORELIA, Mich.- Para Elena Mejía, habitante de una zona rural de Zitácuaro, las despensas de Plan Emergente Michoacán Alimenta, que implementó el Gobierno del Estado para apoyar a los sectores michoacanos más afectados por el COVID-19, resultan de una gran ayuda para enfrentar el aislamiento obligatorio.En las puertas de su casa, después de recibir la caja con los productos comestibles de manos de elementos de la Policía Michoacán, Elena Mejía expresó que este tipo de insumos le ayudan en los gastos familiares, pues así ya no tiene que invertir tanto.

Refirió que los paquetes resultan aún más valiosos pues se trata de comida, un artículo prioritario para el sostenimiento de su familia en esta etapa de emergencia sanitaria por la pandemia que azota al mundo, el país y el estado.

“Como yo soy madre soltera, la despensa me beneficia mucho para darle de comer a mis hijos”.

Emocionada, la mujer pidió al Gobernador Silvano Aureoles que se mantengan estos programas sociales, pues son esenciales para apoyar a los michoacanos que menos tienen.