Con una participación récord de 600 miembros de diferentes países de Latinoamérica se llevó a cabo recientemente la décima edición de la Súper Clase de la familia Bonebreakers, en la cual los asistentes tomaron clínicas especiales con diferentes personalidades del mundo de las Artes Marciales Mixtas a nivel nacional e internacional.
En el evento celebrado en la Academia Central de la Federación de Artes Marciales Mixtas, Equidad y Juego Limpio (FAMM), ubicado en la calle de Nezahualcóyotl 200 en la colonia Centro, las y los peleadores dejaron en claro el pasado fin de semana la filosofía de esta disciplina deportiva: inculcar el rechazo a la violencia que solamente es permitida en legítima defensa.
El presidente de la FAMM, Raúl Salas Navarro, comentó que en el 2009 se realizó la primer Súper Clase sin superar los 70 miembros, y diez años después “la cantidad de asistentes año con año rompe récord, siendo cada vez más las academias que se afilian al sistema Galvan Combat System, así como las personas que deciden formar parte de esta gran familia de las Artes Marciales Mixtas”.
“Agradecemos la experiencia de estar vivos, el 2019 es un año de transformación y crecimiento dentro de la familia Bonebreakers, esperando con ansia la siguiente Súper Clase el próximo 2020”, agregó.
El profesor Raúl Senk señaló que en la Súper Clase Bonebreakers 2019, un Solo Corazón de Fuego, los asistentes tomaron clínicas especiales que abarcaron los tres pilares del sistema Galvan Combat System:
La clínica de Striking estuvo a cargo de los hermanos Martínez, “Súper Mely” y “Black Spartan”, competidores y ganadores de Combate Américas; Sumisiones y Ground and Pound estuvo a cargo de Ilianovich “Nano” Chalo, estrella de Exatlón y participante de The Ultimate Fighter Latinoamérica 3; y Controles y Escapes de jaula estuvo a cargo de Danny Hunter, multicampeón e integrante del Team Gastelúm en The Ultimate Fighter Latinoamérica 2.
Dentro de las actividades que se realizaron en esta edición, también hubo una sesión de entrenamiento a cargo del head coach, Dodger Montaño, en la plaza Tlaxcoaque donde se tomó la foto anual con todos los miembros del equipo de la FMMA.
En el cierre de la Súper Clase, el head coach, Dodger Montaño, hizo un llamado a los miembros del equipo a solidarizarse y apoyar a las mujeres, que están viviendo momentos críticos de violencia en el país; “El rechazo a la violencia y nuestro apoyo al sexo femenino es algo que hace único al equipo Bonebreakers”, subrayó.
El peleador mexicano de Artes Marciales Mixtas dijo que los integrantes de la FAMM son activistas sociales que impulsan la “solidaridad y la acción en temas sociales nobles y de relevancia, enseñando con acciones que las Artes Marciales Mixtas son un estilo de vida que no se limita al Tatami o al Octágono, sino que es una disciplina constante donde la finalidad es ser mejores personas y mejores deportistas en cada aspecto de nuestras vidas”.