Principal Cultura Comparten poesía, historias y reflexiones en Rodada literaria de la Condesa al...

Comparten poesía, historias y reflexiones en Rodada literaria de la Condesa al Centro Histórico

71
Compartir

Inspiración para algunos y transporte para otros, la bicicleta en la Ciudad de México juega ya un papel importante, además de no contaminar, permite conocer las calles y sus historias, además de invitar a la creación de poesía, novelas, relatos o cuentos de ciencia ficción.

La Coordinación Nacional de Literatura, en colaboración con la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, a través de su programa Muévete en Bici, llevó a cabo la Rodada literaria, la cual comenzó con una lectura de poesía en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia (CCLXV), siguió con una travesía en bicicleta por las calles de la Ciudad de México y concluyó en la Casa Leona Vicario con un performance a cargo del Centro Transdisciplinario Poesía y Trayecto. Todas las actividades estuvieron relacionadas con este transporte.

En el CCLXV la coordinadora nacional de Literatura, Leticia Luna, dio la bienvenida a los participantes, así como al escritor Sandro Cohen y a la poeta Xitlálitl Rodríguez Mendoza, quienes compartieron su experiencia bicicletera y cómo los ha llevado a crear poesía que hable o involucre a la bicicleta.

Sandro Cohen, quien llegó en su bici con todo el equipo necesario (casco, guantes, pantalones especiales y demás aditamentos) dijo que es un apasionado de la bicicleta desde hace años, pues asegura que todos los días la utiliza como su medio de transporte, pues no tiene carro y compartió que al día puede recorrer 100 kilómetros sin problema; también platicó sobre algunos de los viajes de larga distancia que ha realizado, como su experiencia a Querétaro. Después de la plática, dio lectura de algunos fragmentos de su libro Zen del ciclista urbano, en el que presenta reflexiones sobre andar en bici en la ciudad.

Xitlálitl Rodríguez, por su parte, compartió historias sobre su andar por las calles de Guadalajara, cuando empezó a usar bicicleta y terminó en la Cruz Roja cerca del parque. Compartió algunos de sus poemas que, además de mencionar la bicicleta como parte de su crecimiento, también hablan de temas de género, como andar en bicicleta con vestido. Rodríguez dijo que «andar en bici, así como leer y escribir, es una reapropiación del tiempo», pues uno puede elegir el ritmo en el que se desenvuelve.

A las 11:00 se abrió paso a la rodada colectiva dirigida por el Centro Transdisciplinario Poesía y Trayecto con Petra la barriobocina, colectivo integrado por Karloz Atl, Cynthia Franco, Selma Ce y Canuto Roldán. Se organizó la salida del CCLXV por parte de un moderador del programa Muévete en Bici, quien dirigió la ruta a través de las calles de la colonia Condesa para hacer la integración del contingente a la ruta de Reforma. Desde la salida hasta la llegada, los integrantes del colectivo presentaron fragmentos de poemas en voz alta, con lo que buscaron integrar a cada persona externa al contingente: les dedicaban frases o se inspiraban en sus acciones para improvisar.

 

La desviación de la ruta de Reforma se realizó una vez que fue necesario insertarse a la circulación de las calles del centro de la ciudad, donde el colectivo siguió con sus lecturas poéticas en voz alta por los barrios de Tepito y la Lagunilla. En todo momento, la recepción de la gente fue buena. Una vez en la Casa Leona Vicario, cada miembro del equipo improvisó personalmente un performance sobre la bicicleta. Posteriormente se inició el micrófono abierto en el que participaron más escritores, que compartieron sus poemas y cuentos bicicleteros. El colectivo Poesía y Trayecto finalizó con la representación de una sinfonía a varias voces.