Comisión de Presupuesto se reunió con la Asociación Nacional de Universidades del Subsistema Tecnológico

Política
  • Diputadas y diputados de Morena, PAN y PT plantearon seguir apoyando a las instituciones tecnológicas y politécnicas
  • Se requiere un subsidio federal anual por estudiante de 18 mil pesos: Raúl Martínez, secretario general de la Anustec

La Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública se reunió con la Asociación Nacional de Universidades del Subsistema Tecnológico (Anustec), para conocer las necesidades presupuestales de las 185 instituciones tecnológicas y politécnicas en el ejercicio fiscal 2024.

Formación de profesionales que contribuyan al bienestar

El presidente de la instancia legislativa, diputado Erasmo González Robledo (Morena), expresó ante 20 rectoras y rectores de estos centros educativos que la reunión demuestra el compromiso inquebrantable que las y los diputados tienen con la educación y su impacto en el desarrollo del país.

Recordó que la educación superior es la cuna de la innovación, el motor del progreso y la fuente del conocimiento que impulsa al crecimiento económico, la competitividad y la equidad social; es un pilar fundamental en la construcción de una sociedad más justa, inclusiva y próspera.

Hoy más que nunca, dijo, se necesita fortalecer a las universidades tecnológicas y politécnicas, para garantizar un futuro prometedor para México. Confiamos en discutir de manera constructiva y propositiva el presupuesto destinado a la educación superior, identificando necesidades y desafíos que enfrentan las instituciones.

Pugnó por una reunión junto con la Comisión de Educación y representantes de las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Educación Pública, así como de las universidades tecnológicas y politécnicas, con la intención de conocer el tema de las becas, sus prioridades de equipamiento y de movilidad, en cuanto a becas en el extranjero.

“Necesitamos ampliar el presupuesto de las universidades tecnológicas y politécnicas”, dijo, y añadió que es vital asegurar los recursos para que continúen con su labor de formación de líderes, investigadores y profesionales que contribuyan al bienestar del país.

Hay disposición para atender a estas universidades

El diputado Reginaldo Sandoval Flores (PT) consideró necesario fortalecer el subsistema, analizar por qué se recortaron las becas, conocer cómo gastan y cuál es la participación de los estados y los municipios, con la finalidad de tratar de alcanzar los 18 mil pesos por estudiantes, el cual no es tan lejano, dado que el costo por alumno en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es de 136 mil.

Por Morena, la diputada Gabriela Martínez Espinoza afirmó que la educación es medular y está vinculada con el desarrollo de las naciones. “La Cuarta Transformación se debe consolidar con la educación; se necesita impulsar a las y los jóvenes para que sean competitivos a través de estos modelos de enseñanza superior”.

La diputada Sonia Rocha Acosta (PAN) resaltó que la educación debe ser para todos, independientemente de la situación familiar. “El subsistema está bien, pero debemos saber cómo realmente genera justicia social; el dinero o el recurso mejor invertido siempre será en educación y hay que conocer dónde quedaron los recursos de las becas Benito Juárez”.

María del Rosario Merlín García, diputada de Morena, planteó solicitar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que dé a conocer qué se hizo con los recursos de las becas. “Necesitamos darle prioridad al sistema de tecnológicos y estandarizar los apoyos para las y los jóvenes; no hay alumnos de primera o de segunda. No hay mejor inversión que en la educación”.

Del PAN, la diputada Margarita Ester Zavala Gómez del Campo argumentó que claramente hay un problema en educación superior y falta de apoyo a estas universidades. “Me sumo a la propuesta de revisar qué es lo que pasa con el presupuesto que no llega y hacia dónde va; daremos la batalla para que haya más apoyo a cada una de las universidades”.

Mayor apoyo para el subsistema

Raúl Martínez Hernández, secretario general ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades del Subsistema Tecnológico (Anustec), agradeció que se escuche en la Cámara de Diputados a las 185 universidades, dado que el mayor presupuesto que recibieron fue en 2014.

Hoy, afirmó, un grupo de 25 rectoras y rectores acudimos para dar a conocer las necesidades presupuestales de este modelo educativo que tiene alrededor de 34 años. Para 2023, expuso, fueron asignados 5 mil 241 millones de pesos y la asignación por estudiante fue de 15 mil 648 pesos.

Mencionó que el presupuesto se ha reducido, pero no el número de instituciones educativas; por ello, solicitó alcanzar un promedio de subsidio federal anual por estudiante del orden de 18 mil pesos, así como obtener asignaciones para la ampliación, modernización y conservación de la infraestructura física de por lo menos mil 200 millones de pesos anuales.

Relató que son 122 universidades tecnológicas que atienden a 227 mil 900 estudiantes, con presencia en regiones de muy bajo desarrollo y escasa oferta educativa superior en los 31 estados del país, y 63 universidades politécnicas con una matrícula estudiantil de 103 mil 942 alumnos.

Por la Universidad Tecnológica El Retoño Aguascalientes, su rector, Jorge Guillen Muñoz, expuso que este modelo de educación es único y busca formar estudiantes con alto nivel técnico y humano. No obstante, se necesita presupuesto para brindar apoyos a las y los jóvenes y contar con infraestructura y equipamiento.

Erick Sánchez Ibáñez, rector de la Universidad Politécnica de Huatusco, Veracruz, pidió el apoyo de las y los legisladores en el presupuesto 2024 para evitar la deserción escolar, ampliar la cobertura de la educación superior en los estados que están por debajo del promedio nacional.

La rectora de la Universidad Politécnica de Sinaloa, Elva Patricia Saracho Martínez, hizo referencia a la modalidad de universidades bilingües, internacionales y sustentable, por lo que es necesario seguir fomentando la movilidad de los jóvenes y abonar a su mejor inserción laboral.

Jesús Ramón Esquivel Treviño, director de Vinculación de la Universidad Tecnológica Santa Catarina, Nuevo León, destacó el Modelo de Inclusión Educativa y Laboral del Subsistema de Universidades Tecnológicas desarrollado en 2004. Su propósito es la inclusión total de las personas con discapacidad, población indígena comunidad LGBT e inmigrantes.

El rector de la Universidad Tecnológica de Altamira, Tamaulipas, Juan Dionisio Cruz Guerrero, señaló que son la única opción de educación superior y formación profesional tecnológica que ofrece múltiples alternativas. Las 41 universidades tecnológicas se encuentran ubicadas en municipios de alta marginación, 6 de cada 10 de los estudiantes representan la 1º generación de su familia con educación superior, el 30 por ciento de los jóvenes no hubieran accedido a la educación superior de no existir las universidades tecnológicas.

Armando López Campa, rector de la Universidad Tecnológica de Aguascalientes, consideró necesario reducir el déficit en la formación de técnicos e ingenieros en el país; generar justicia social para llevarla a la mayor cantidad de ciudadanos y darles el apoyo psicopedagógico.