La Comisión de Hacienda y Crédito Público se reunió con funcionarios de la secretaría del ramo (SHCP) y de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), para analizar las dos iniciativas enviadas por el Ejecutivo federal que actualizan el sistema financiero, a fin de hacerlo más ágil e impulsar la inserción de las micro, pequeña y medianas empresas.

La primera propuesta plantea reformas a diversos artículos de la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro, con el objetivo de actualizar el régimen de inversión, porque el sistema financiero ha evolucionado y genera nuevos instrumentos y oportunidades para manejar los recursos, y no se ha modernizado en más de 20 años, explicó Carlos Noriega Curtis, titular de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La segunda iniciativa modifica diversas disposiciones de la Ley de Instituciones de Crédito y del Código Civil Federal, a fin de que los jóvenes de entre 15 y 17 años puedan abrir una cuenta bancaria sin la aprobación de sus padres o tutores, indicó Juan Pablo Graf Noriega, titular de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro de la propia dependencia.

Ante diputados, Noriega Curtis afirmó que el reto ante el envejecimiento de la población es afrontar desde ahora a fin de mejorar las pensiones con más ahorro de forma tripartita: trabajadores, empresarios y Estado, lo cual requerirá una reforma profunda.

Esos recursos tienen que cuidarse porque de eso depende el futuro del país para dar certidumbre en el ingreso, y “evitar ser un país de viejos pobres”. Resaltó que la reforma propuesta fortalecerá el cumplimiento de las obligaciones que tienen las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) en un marco más flexible de inversión para cuidar el patrimonio de los trabajadores.

“Se busca dar responsabilidad y estabilidad a esas decisiones. No es una intención de la actual administración tomar decisiones arbitrarias, al contrario, con la opinión de los sectores determinar cómo se invierten los recursos”, afirmó.

Es un tema muy serio y de la mayor responsabilidad de diputados y funcionarios, porque para cerca de 20 por ciento de las familias mexicanas la cuenta individual de retiro es el patrimonio más importante, y para 40 por ciento es su segundo patrimonio, después de su casa y automóvil.

Aseguró que el sistema para el retiro no se creó en virtud de  resolver problemas fiscales, sino cuidar la pensión del trabajador, ni con la finalidad de atender los requerimientos de corto o largo plazos que pueda tener un gobierno ni cubrir los intereses políticos, ni tampoco del sector privado.

El presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Abraham Everardo Vela Dib, afirmó que “hay una infraestructura institucional que blinda los recursos de los trabajadores y que el régimen de inversión de las Afores no establece que deban invertir, de manera obligatoria, en proyectos de infraestructura del gobierno, o cuando se lo señale Hacienda o Consar.

Dijo que nadie tiene la facultad de obligar a las Administradoras a invertir donde el gobierno quiera, “ni se les ha puesto una pistola” para que financien “proyectos como los de Texcoco o la quiebra de ICA”.

Agregó que fueron “decisiones que las Afores tomaron por su cuenta, respetando las reglas establecidas, porque de lo contrario estarían incurriendo en una violación a la normatividad vigente y cometiendo un delito”.

Indicó que cualquier inversión que busque obtener rendimientos implica cierto nivel de riesgo, por lo que es necesario cuidar la diversificación de opciones y ampliarla, porque cuando vieron que las únicas alternativas eran los proyectos de infraestructura, “no les quedó otra; las propias reglas del mercado los obligaron a entrar  a esos negocios”.

De ahí la importancia de ampliar el régimen de inversiones, para  reducir riesgos y facilitar la obtención de altos rendimientos en beneficio de los trabajadores.

Expresó que si no hay una relación de confianza “terminaremos en una decisión muy irresponsable de que exista un burócrata que administre fondos y en la práctica significaría regresar al antiguo sistema “en el que nunca supimos qué pasó con esos recursos”.

Explicó que las inversiones de riesgo en proyectos de infraestructura se realizaron de acuerdo con las reglas establecidas por el organismo.  Se decía que estaban jugando en las casas de bolsa, en una especie de casa de apuestas y de manera irresponsable.

Reconoció que “si las Afores son muy agresivas e invierten de manera riesgosa —irresponsabilidad que está sancionada por la ley—eso iría en detrimento de rendimientos de los trabajadores”, pero justo por eso, la Consar implanta una estricta regulación sobre Afores y no hay un movimiento de una cuenta que no se observe en tiempo real, gracias a avances tecnológicos.

Refirió que entre 2013 y 2018 la composición de las inversiones en distintos instrumentos de las Afores, prácticamente no ha cambiado; eso significa que el margen para que se diversifiquen se agotó, por lo cual se observa una tendencia clara a la disminución de los rendimientos que ofrecen, por lo que la iniciativa busca evitar que continúe la disminución de los rendimientos de las Afores.

Señaló que de seguir con el esquema actual la diversificación quedará como en los últimos cinco años y los rendimientos caerán en detrimento del ahorro para el retiro.

Octavio Erick Ballinas García, vicepresidente Financiero de la Consar, señaló que los ahorros que manejan las Afores representan 14 puntos del Producto Interno Bruto (PIB). La proyección es que para el 2024 alcancen 18 por ciento.

Explicó que las Afores van a requerir mayores recursos. Por ello, se propone la flexibilización del régimen de inversión a través de nuevos instrumentos para que los rendimientos aumenten en beneficio de los trabajadores. Sugirió adoptar mejores prácticas de administración de riesgos y generar ganancias adicionales.

En la actualidad, dijo, las Afores manejan 3.3 billones de pesos, en la última década los activos administrados han crecido 13.6 por ciento anual, tendencia que continuará.

Subrayó que financian actividades productivas a través de diversos instrumentos por un billón de pesos, por ejemplo en la construcción de vivienda para ofrecer mayores créditos, así como invertir en infraestructura.

De Morena, el legislador Marco Antonio Andrade Zavala se pronunció por acabar con toda la corrupción y que las Afores cuiden el ahorro de los trabajadores, porque no les aumentan el rendimiento, pese al incremento de las comisiones cobradas, con lo que las ganancias son sólo para las administradoras. Pidió mejorar los montos de pensiones y que obtengan una plusvalía real.

El legislador del PES, Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz propuso crear un manual ciudadano donde se explique de forma simple al trabajador el manejo de las Afores, cuánto ha ahorrado y el monto de las comisiones que se le cobran. Destacó la necesidad de que los temas técnicos sean entendibles y digeribles, para dar confianza y consistencia a la propuesta del Ejecutivo federal y todos los ahorradores conozcan qué se hace con sus recursos.

Graf Noriega apuntó que las dos iniciativas buscan fomentar un mercado de valores profundo y que las empresas accedan al financiamiento, además de continuar con la actualización e inclusión financiera. Aseguró que la comisión será de cero.

Al respecto, el diputado del PAN, Ricardo Flores Suárez solicitó incluir un transitorio para identificar la procedencia del efectivo, fijar el monto y cuidar que no se incurra en lavado de dinero, ya que muchos jóvenes pueden ser objetivo de una persona que quiera “limpiar” su dinero, a través de la apertura de cuentas que realicen los menores.

Los legisladores de Morena, Alejandra Pani Barragán y Daniel Gutiérrez propusieron establecer cero comisiones para los jóvenes que accedan a este esquema financiero.

El diputado Carol Antonio Altamirano (Morena) interrogó de qué manera se pueden potencializar los fondos de ahorro sin poner en riesgo los ahorros de los trabajadores y cuáles mecanismos de seguridad existen para esta tarea.

El diputado perredista, Antonio Ortega Martínez expresó que existen trabajadores que hicieron su ahorro, por lo que se debe velar por las condiciones de vida de estos millones de personas toda vez que al término de su vida productiva, dependerán de sus pensiones. “Tenemos que actuar con mucha responsabilidad para evitar riesgos y poner a las familiar en situación de vulnerabilidad”.

El legislador pidió que se clarifique si la iniciativa no busca disponer de los fondos de pensiones de los trabajadores del ISSSTE y del IMSS para financiar el déficit que tiene el gobierno federal para sus proyectos y programas “porque cómo olvidar que durante muchos años se confirmó que las administradoras de estos recursos establecían comisiones tan altas que los ahorros se esfumaban y durante muchos años las pensiones bajaron”.

El diputado de Morena, Marco Antonio Medina Pérez pidió a los funcionarios explicar hasta qué punto el panorama económico afectará en el cobro de las comisiones, pues la iniciativa tiene como propósito que exista un crecimiento en los dividendos y en los beneficios que pueden obtener los trabajadores si incursionan en la diversificación de los instrumentos financieros.

Asimismo, solicitó que se detalle hasta qué punto esto incidirá en una proyección a mediano y largo plazos para que los trabajadores perciban una pensión digna que les permita hacer frente a los retos del futuro.

En su intervención, el diputado panista Ricardo Flores Suárez enfatizó que es primordial reforzar el cuidado del patrimonio de los trabajadores. Propuso que en la iniciativa se establezca que las Afores no serán la caja chica de los gobiernos ni de las instituciones financieras, que estos recursos no se inviertan en proyectos inciertos, como en el caso del aeropuerto cancelado.

Asimismo, consideró que las Afores que pretendan jugar con la bolsa en rendimientos bursátiles “que lo hagan con su dinero, no con los ahorros de los trabajadores, pues ellos ahorran para un digno retiro”.

El diputado Daniel Gutiérrez Gutiérrez (Morena) refrendó el apoyo a la iniciativa; sin embargo, pidió certidumbre, “pues no queremos que pase como en los estados, que cuando se les permitió contratar créditos los usaron para gasto corriente y no se puede”.

Por ello, solicitó que la iniciativa estipule candados a fin de que las Afores no sean utilizadas para deudas de inversión irrecuperables, de lo contrario se podría presentar un problema financiero  impagable.

En representación de MC, el diputado  Higinio Del Toro Pérez, planteó que algo que debe reconocer los gobiernos es que somos malos para hacer obra pública, ya si no hay retrasos éstas no funcionan, y otra debilidad es el ejercer recursos de las pensiones. Ejemplificó que en Jalisco existe un fraude millonario en el Instituto de Pensiones, por invertir en fondos de carácter especulativo.

Ante este panorama, propuso que esta iniciativa tendrá que incluir candados  para proteger los recursos de los trabajadores.