La Comisión de Ganadería, presidida por el diputado Eduardo Ron Ramos (MC), se reunió con representantes del Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (Siniiga) y de Registro Electrónico de Movilización (Reemo), a fin de conocer el desarrollo de estos programas.

El presidente de esta instancia, señaló que en muchos distritos hay comunidades aisladas y sólo se cuenta con una ventanilla para obtener información o realizar algún registro. Además, a algunos productores de escasos recursos les cuesta trabajo trasladarse para realizar trámites.

Sugirió colocar casetas itinerantes, a fin de proporcionarles un mejor beneficio a los productores. “Junto con el  presidente municipal o asociaciones ganaderas, se puede desarrollar esta dinámica en las diferentes cabeceras con el propósito de ofrecer un mejor servicio”.

De la bancada de Morena, el legislador Roque Luis Rabelo Velasco comentó que los aretes ganaderos son únicos e irrepetibles; sin embargo, en ocasiones a los animales se les llega a caer; es importante dar a conocer qué procedimiento se debe hacer para mover al ganado, conseguirlos de nuevo y aretar al resto.

Su compañero de partido, diputado José Ricardo Delsol, dijo que hay pequeños productores de dos o tres aretes que no pueden pagar un médico y ocupan, en algunos casos, un intermediario que se encarga de este procedimiento. “El arete no controla en muchas ocasiones el origen del ganado, ni su destino, se corta y se aplica otro; el sistema que jamás ha dejado de funcionar es el fierro”.

También de Morena, el legislador Efraín Rocha Vega manifestó que se deben reorganizar las asociaciones ganaderas, y establecer inventarios porque en ocasiones se le otorgan apoyos a quienes no tienen colmenas.

El diputado Jesús Guzmán Avilés (PAN) argumentó que existe un problema constante cuando se destinan algunos animales a rastro, y de repente, uno se enferma o no lo localizan por lo que se batalla para renovar la guía debido a que ya no aparece en el registro.

Por su parte, la diputada Ma. del Carmen Cabrera Lagunas (PES) resaltó que existe una problemática en el centro, sur y norte del país en cuanto a la corrupción en el tema del aretado. Asimismo, interrogó sobre qué medidas se van a tomar para evitar sucesos como el tránsito de ganado de Centroamérica enfermo que no cumple con la normatividad que aquí sí se cumple.

En su intervención, el director general del Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (Siniiga), Esteban Labrandero Íñigo, dijo que este régimen asigna  una numeración única, permanente e irrepetible durante toda la vida del ganado y las colmenas, conformando un Banco Central de Información en el cual se recaba, integra y administra la información.

Es una herramienta básica en los procesos de trazabilidad del ganado y las colmenas, ya que se cuenta con la información del semoviente desde su nacimiento; es decir, su origen, hasta su muerte o sacrificio y en el caso de las colmenas hasta su destrucción.

Expuso que la ganadería de México, tuvo la imperiosa necesidad de tomar medidas concretas para controlar y prevenir el alcance de enfermedades contagiosas que pusieran en riesgo la salud de la población, asegurar la calidad de los productos y así mantener el mercado nacional y escalar a mercados internacionales.

Asimismo, que la identificación individual de los animales desde el origen, es una herramienta indispensable para la movilización y el control zoosanitario en México y fundamental para el Acuerdo Nacional de Trazabilidad.

Señaló que la planta instalada en México para el grabado de aretes consta de cuatro áreas las cuales son: el Control de Almacenes, Producción, Control de calidad y Distribución.

La Coordinadora Nacional de Reemo, Claudia Zavala Díaz, explicó que este registro es la documentación a través de un sistema por WEB  de las guías electrónicas de ganado bovino. “La ventaja de este procedimiento es que cada uno de los movimientos del ganado se va registrando en una base de datos nacional, y permite conocer la ubicación del mismo en todo momento”.

El documento para que Reemo funcione es el Padrón Ganadero Nacional, debido a que por este medio de consulta es posible verificar el origen de los animales y su destino. Mientras que a través de Siniiga se proporcionan los datos de los animales a movilizar, su origen y datos generales como su ubicación, sexo, edad y raza.

La importancia de este registro, agregó, es que verifica y valida la tenencia del ganado; identidad del bovino y confirma la movilización entre zonas sanitarias, evitando que animales con restricciones sanitarias se muevan a zonas sin restricciones; comprueba la no existencia de reporte por robo, cuarentena, restricciones legales o sanitarias, en este caso envía reportes a las autoridades competentes para atenderlo.

Agregó que se reduce el tiempo de verificación de ganado con problemas sanitarios; verifica la llegada de ganado a rastro y estaciones cuarentenarias, y la disminución del abigeato.