Colombiano señalado de asesinar a chilena en 2019 seguirá en prisión preventiva por un año

BOGOTÁ (Sputnik) — Un juez de la colombiana ciudad de Bucaramanga (Santander, nordeste) prorrogó por un año más la medida privativa de la libertad en prisión del colombiano Juan Guillermo Valderrama, quien es investigado como el presunto autor de la muerte de la ciudadana chilena Ilse Amory Ojeda González.

«Durante la audiencia, la defensa presentó la solicitud de libertad de su prohijado argumentando el vencimiento de términos. Sin embargo, el juez desestimó el requerimiento», indicó la Fiscalía en un comunicado.

El organismo investigador agregó que pidió al juez prorrogar la detención por un año más de Valderrama, de 29 años y quien fue imputado en abril de 2019 por su presunta responsabilidad en los delitos de desaparición forzada y feminicidio agravado, por lo que está recluido en la cárcel de Palogordo, en Girón (Santander).

El hecho ocurrió en la zona rural del municipio de Rionegro (Santander) el 31 de marzo del año pasado, cuando las autoridades hallaron el cadáver incinerado de la víctima, de 52 años y quien era la pareja de Valderrama.

El próximo 6 de mayo la Fiscalía presentará a un juez de conocimiento el preacuerdo suscrito con la defensa del hombre, en el que se contempla una pena de 36 años y 6 meses de prisión, indicó el organismo en su comunicado.

Ojeda González, exsargento de Carabineros de Chile, conoció a Valderrama en el casino de suboficiales de esa institución —donde él trabajaba—, pidió la baja de manera anticipada y con el dinero viajaron juntos a Bucaramanga, donde preveían colocar un negocio.

De acuerdo con las autoridades, la mujer habría adquirido un seguro de vida por cien millones de pesos (unos 40.000 dólares) cuyo principal beneficiario era Valderrama, motivo por el cual, al parecer, la asesinó.

El hombre habría incinerado el cuerpo de Ojeda González con ayuda de un campesino de la región, a quien engañó y dijo que se trataba de los restos de una vaca que había muerto al caer por un despeñadero.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com