Colibres AC, capacita a mujeres egresadas del Sistema de Justicia Penal para su reinserción social

Según datos de la asociación civil Colibres, actualmente el Sistema Penitenciario Nacional se encuentra conformado por 300 centros de reinserción social, los cuales cuentan con una capacidad instalada de 217,600 lugares aproximadamente y albergan una población de 202,221 personas, de los cuales 94.8 por ciento son hombres y el 5.2 por ciento son mujeres, expuso Dafne Selene González Rivera, Directora General de la organización durante su participación en la Mesa de Diálogo ‘Capacitación para el emprendimiento, el camino para mujeres egresadas del Sistema de Justicia Penal a su reinserción social’, organizada por el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol).

La activista indicó que Colibres se funda “justo por ese 5.2 por ciento de las personas privadas de su libertad, población que es olvidada y que desafortunadamente pasan por un proceso totalmente distinto”.

Externó que muchas veces “se cree que las personas que estuvieron privadas de su libertad son personas que ni siquiera tuvieron estudios o que se encuentran en una situación en desventaja social y algo que ha pasado en los grupos es que el 30 por ciento de las personas que atendemos en Colibres, cuentan con licenciatura, que tienen una formación quizás no tienen un título, pero por todo lo que aprendieron en los reclusorios son brillantes”.

Puntualizó que Colibres trabaja en colaboración con el Instituto de Reinserción Social a través del programa de “Habilidades Sociolaborales con el seguro de desempleo, en donde ellos se capacitan a fin de prepararse para el empleo, obteniendo un apoyo económico por tres meses, aunado a ello contamos con el programa Impulso Laboral donde se tiene la posibilidad de poder emplear por tres meses a los beneficiarios”, dijo.

Colibres AC, es una organización que contribuye a la transformación social por medio de la igualdad de oportunidades, mediante la sensibilización de la sociedad sobre la situación de las mujeres que se encuentran privadas de su libertad y egresadas del Sistema de Justicia Penal, para lograr su  reinserción social, laboral y de emprendimiento.

Artículo anteriorExpertos en derechos humanos llaman a México a poner fin a la polarización de la vida pública
Artículo siguienteLa agencia de la ONU para los refugiados consigue reubicar a más de 10.000 personas en México