Coalición Sigamos Haciendo Historia pide la remoción de Manuel López San Martín como moderador del primer debate presidencial

Electoral

Los partidos que integran la coalición Sigamos Haciendo Historia (Morena-PT-PVEM) solicitaron este lunes a la consejera presidenta del Instituto Nacional Electoral, Guadalupe Taddei, la remoción del conductor Manuel López San Martín como moderador del Primer Debate Presidencial.

Considerando la importancia de un proceso electoral que se lleve a cabo, en todo momento, con neutralidad e imparcialidad, los presidentes de los partidos de la coalición –Mario Delgado de Morena, Alberto Anaya del PT y Karen Castrejón del PVEM– manifestaron que:

Mediante acuerdo INE/CG261/2024, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral aprobó la designación de las personas que fungirán como moderadoras durante el Primer Debate a la Presidencia de la República del Proceso Electoral Federal 2023-2024, de la que resultaron seleccionados los conductores Denise Maerker y Manuel López San Martín.

En ese sentido, los dirigentes hicieron de conocimiento que el pasado 22 de marzo de 2024, mediante su programa en vivo, López San Martín hizo los siguientes comentarios:

“Al apestado Hugo López-Gatell no le dieron candidatura en Morena y el Presidente López Obrador lo recoge, lo saca de la basura, y se lo trae como asesor en materia de salud a su gobierno. El hombre que mintió, el hombre que se equivocó en todo, un hombre que provocó un montón de muertos durante la pandemia, vuelve”.

Los partidos de la coalición rechazaron la participación de López San Martín como moderador del Primer Debate Presidencial al considerar que, por sus valoraciones en contra del Gobierno de México, no garantizará la imparcialidad requerida durante la conducción del diálogo democrático que tendrá lugar el próximo 7 de abril.

Con la actitud y comentarios del referido conductor en días recientes, los presidentes aseguraron que nuevamente se pone en tela de juicio la imparcialidad de quien resultó designado moderador, de cara a uno de los ejercicios más relevantes en el marco de este proceso electoral federal.

Por lo anterior, y con previa solicitud del cumplimiento a cabalidad con lo dispuesto en los acuerdos del Consejo General del INE, las dirigencias de los institutos políticos pidieron la remoción del conductor como moderador del primer debate presidencial, ello en la absoluta garantía del respeto al principio de imparcialidad al que están obligadas las personas moderadoras de los debates presidenciales en su actuar.