Clínica de Tamizaje Temprano del IMSS brinda vigilancia para evitar el parto prematuro

Nacional
  • Se encuentra en el Hospital de Ginecobstetricia No. 4 y desde 2019 ha realizado 3 mil 306 tamizajes del primer trimestre de gestación.

El 17 de noviembre se conmemora el Día Mundial del Prematuro con la finalidad de hacer visibles las necesidades y derechos de los bebés prematuros y sus familias.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con la Clínica de Tamizaje del primer trimestre en el Hospital de Ginecobstetricia No. 4 “Dr. Luis Castelazo Ayala”, la cual ayuda a reducir los índices de morbimortalidad materno-infantil, identificar factores de riesgo y alteraciones en inserción placentaria para evitar el parto prematuro y prolongar el desarrollo del bebé en el vientre materno.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Niño Prematuro, este 17 de noviembre, la directora médica de esta unidad hospitalaria, doctora Luz Angélica Ramírez García, detalló que desde su apertura en 2019, esta clínica ha realizado 3 mil 306 tamizajes durante el primer trimestre de gestación.

“Se hace un tamizaje para identificar los riesgos y dar un tratamiento muy temprano con la finalidad de evitar este parto pretérmino; estas pacientes continúan con el seguimiento en la UMAE dándole el seguimiento para evitar que haya nacimiento prematuro”, apuntó.

Explicó que bajo el modelo Lean Health Care en el mismo día y lugar se realiza la toma de signos vitales, una historia clínica con enfoque de riesgo, un ultrasonido para determinar marcadores que demuestren las principales complicaciones del embarazo y una prueba bioquímica.

La doctora Ramírez García señaló que en el IMSS el porcentaje de prematurez se ha incrementado y actualmente se ubica en 10.2 por ciento, lo que representa 40 mil 411 nacimientos prematuros cada año.

Explicó que el nacimiento se considera prematuro cuando ocurre antes de las 37 semanas de gestación y éste puede darse antes de las 28 semanas (prematuros extremos); entre las 28 y 32 semanas (muy prematuro) y lo que se denomina como prematuro tardío, que es a partir de las 32 semanas y antes de llegar a las 37.

Indicó que entre más prematuro sea el bebé, mayor es el riesgo que enfrenta, pues nace con una inmadurez orgánica generalizada, lo que quiere decir que su corazón, cerebro, ojos, oídos, pulmones, riñones, intestino tengan un proceso de adaptación para llevar una vida extrauterina y que sus órganos cuenten con la madurez suficiente para esta transición.

La pediatra neonatóloga destacó que en el Seguro Social se cuenta con personal altamente competente y tecnología de punta para aplicar el tratamiento ideal en cada caso y atender a las mujeres con mayores factores de riesgo a tener un parto adelantado.

Una vez que el bebé nace, el Seguro Social pone al alcance de los padres programas como Método Canguro, Fomento a la Lactancia Materna y Banco de Leche para garantizar la alimentación exclusiva al seno materno y fortalecer el vínculo que se pierde cuando el recién nacido se queda hospitalizado.

También, se cuenta con la “Casita del Árbol”, donde se le brinda al prematuro las herramientas necesarias para que alcance su máximo potencial, además de seguimiento hasta los dos años en su desarrollo neurológico, físico y motor.

La doctora Ramírez García comentó que cada 17 de noviembre, en la UMAE Hospital de Ginecobstetricia No. 4 se conmemora el Día Mundial del Niño Prematuro con un acto en el que especialistas explican la importancia del neurodesarrollo, la nutrición y los cuidados que requerirá el nuevo bebé.

La frase anual del Día Mundial del Niño Prematuro es: Pequeñas acciones de gran impacto: contacto piel a piel para todos los bebes”.