La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró de manera total las actividades de un predio ubicado a 10 kilómetros al oeste del poblado del Ejido Centauros del Norte, en el Municipio de Carmen, Campeche, al encontrar remoción de vegetación natural en 91.2 hectáreas (Has.) sin tener la autorización que expide la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

En atención a una denuncia ciudadana, acompañados de la autoridad Ejidal, y de un grupo de pobladores de esa comunidad, los inspectores de PROFEPA, se presentaron en el lugar donde constataron la remoción de vegetación de 91.20 Has. en dos áreas, la primera corresponde a un área compacta de 84 Has., afectando arbolado de las especies pucté, cocoite, tinto y caoba de gran valor ambiental por ser endémica de la región.

Durante la diligencia, personal de esta procuraduría documentó además la remoción de vegetación en una segunda área 7.2 Has. que corresponden a la remoción de vegetación en 2.4 kilómetros por 30 metros de ancho, para la abertura en su interior de un camino de 1,200 metros de longitud, con drenes de ambos lados con una profundidad de 3.00 metros y 2.00 metros de ancho,

Durante las diligencias no se presentó la autorización que emite la SEMARNAT para la remoción de vegetación forestal, para el cambio de uso de suelo, por lo cual con sustento en el artículo 170, fracción I, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), que señala que cuando exista riesgo inminente de desequilibrio ecológico, daño o deterioro grave a los recursos naturales, se proceda como medida de seguridad inmediata a la clausura total de las actividades del predio.

Cabe mencionar que los presuntos responsables podrán hacerse acreedores a una multa que va de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente, así como ser obligados a realizar las actividades necesarias de restauración, independientemente de las sanciones penales que resulten.

Ante las presuntas irregularidades en que incurrieron al talar árboles de gran valor ambiental, para cambio de uso de suelo sin tener la autorización de la autoridad correspondiente, se le instruyó al propietario del predio a presentarse a la Delegación de la PROFEPA para el deslinde de responsabilidades en el plazo que marca la ley.

La PROFEPA, reitera su compromiso con la sociedad de atención a sus denuncias, así como a llevar a cabo las acciones necesarias para el cuidado y protección de los recursos naturales.