TLAXCALA, Tlax.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, impuso como medida de seguridad, la clausura parcial temporal a un taller que se dedica a la reparación de estructuras metálicas; ubicado en el municipio de Zitlaltepec de Trinidad Sánchez Santos, Tlaxcala, por descargar aguas residuales sin contar con el permiso de descarga otorgado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).
Durante visita de inspección, personal de esta Procuraduría constató que estas aguas se venían descargando sin previo tratamiento a una barranca dentro de la cuenca del Alto Atoyac.
La medida de seguridad permanecerá hasta en tanto cumplan con las medidas correctivas ordenadas por la Procuraduría: acreditar que da tratamiento a sus aguas residuales previo a su vertido, la presentación de los informes del análisis de aguas residuales, que demuestren que no se exceden los límites máximos permisibles establecidos en la NOM-001-Semarnat-1996, y contar con el permiso de descarga de sus aguas residuales expedido por la Conagua.
Por la actividad de la empresa y lo que establece la NOM-001, es posible encontrar parámetros como: materia flotante, grasas y aceites, sólidos suspendidos totales (residuos de pintura), principalmente.
Por no contar con el permiso de descarga de aguas residuales, expedido por “la Autoridad del Agua”, el responsable del establecimiento podría hacerse acreedor a una sanción económica de hasta 50 mil Unidades de Medida y Actualización, como lo establece la LGEEPA.
Con estas acciones, la Profepa fortalece su compromiso de garantizar la conservación y protección del medio ambiente y los recursos naturales, al hacer cumplir a los promoventes, la normatividad ambiental en materia de descargas de aguas residuales.

Artículo anteriorJornadas de Apoyo «Puro Sinaloa» llegan a la Cruz de Elota
Artículo siguienteEl PAN es el partido liberal porque defiende libertades y no el populismo: Marko Cortés