La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) clausuró diez casas de empeño en la Ciudad de México, esto como resultado del operativo de revisión que llevó a cabo en diversos establecimientos comerciales de este tipo.
La dependencia señala que las clausuras se debieron a tres motivos:
1.- Los establecimientos no están inscritas ante el Registro de Casas de Empeño
2.- No tienen su contrato de adhesión registrado ante la Profeco
3.- No presentaron reporte de operaciones ante la fiscalía o procuraduría correspondiente, como marca la ley
Las casas de empeño clausuradas se ubican en las siguientes alcaldías: cinco en Iztapalapa, una en Cuauhtémoc, dos en Miguel Hidalgo y dos en Gustavo A. Madero. De las cuales seis corresponden a First Cash, S.A. de C.V. y cuatro a Maxi Prenda, S.A. de C.V.
Cada establecimiento va a estar clausurado por 15 días y se iniciaron los respectivos procedimientos por infracciones a la ley (PILs).
La dependencia indica que se impondrían multas que van de 3 a 6.5 millones de pesos, una vez que se agoten los procedimientos de sanción.
La Profeco recuerda a la población que tiene a su disposición los canales con que cuenta para recibir las quejas y denuncias correspondientes a través del Teléfono del Consumidor 55 68 87 22, en la Ciudad de México y área metropolitana; el 01 800 468 8722, sin costo en el resto del país, y de las redes sociales oficiales en Twitter: @AtencionProfeco y en Facebook: ProfecoOficial.