Cinco años revelan que tenemos el gobierno más inepto y corrupto de la historia: Marko Cortés

Electoral
  • La buena noticia es que López Obrador y Morena ya se van, y que Xóchitl corregirá el rumbo encabezando el primer gobierno de coalición.
  • El incremento del salario mínimo esconde una brutal precarización general del valor del trabajo, porque ahora son excepción quienes ganan más de 5 salarios mínimos.
  • En cinco años, el régimen morenista endeudó al país más que todos los presidentes llamados “neoliberales”.
  • Con Xóchitl vamos a construir un gobierno que mejore el ingreso real, reduzca la informalidad laboral y dé auténtica capacitación para el trabajo ante el avance de la automatización, ciencia y tecnologías.

Después de cinco años de fracasos continuos en todos los temas, excepto en concentrar el poder en las manos de un solo hombre, hemos retrocedido en economía, seguridad, salud, educación y transparencia, todos los indicadores demuestran que tenemos el gobierno más inepto y corrupto de la historia: son cínicamente corruptos, opacos e incompetentes, afirmó Marko Cortés Mendoza, presidente nacional del PAN.

En cinco años, dijo, el régimen de Obrador endeudó al país más que todos los presidentes llamados neoliberales, con más de 5 billones de pesos, 5 millones de millones de pesos.

El gobierno despilfarró todo ese dinero en sus obras faraónicas y, además, le quitó el 40 por ciento del dinero a la Secretaría de Salud, mintiendo con todo cinismo que tendremos un sistema de salud como Dinamarca.

Cortés Mendoza recordó que López Obrador ofreció reducir un 50 por ciento el número de homicidios dolosos, pero su política de abrazos a los criminales, provocó un aumento del 100 por ciento de homicidios en relación con el sexenio antepasado y del 50 por ciento respecto al gobierno pasado, para periodos iguales. Este es el sexenio más sangriento de la historia, ahí están los propios datos oficiales: 173 mil asesinatos.

El dirigente nacional panista exhibió que el gobierno presume el aumento del salario mínimo, pero esconde una brutal precarización general del valor del trabajo, porque ahora son excepción quienes ganan más de cinco salarios mínimos, alcanzándoles cada vez para menos a las familias y decreciendo la economía formal. Hoy, apuntó, solamente 450 mil de los 60 millones de trabajadores ganan más de cinco salarios mínimos, son ahora una excepción.

“Por donde quiera que se mire solamente se encuentran fracasos y malos resultados. Por ejemplo, López Obrador prometió que aumentaría la producción de petróleo a 2.5 millones de barriles diarios, pero la realidad es que la producción sigue cayendo y hoy produce menos que en 2018, a pesar de que el gobierno ha inyectado a la empresa más de un millón de millones de pesos”, añadió.

El dirigente nacional panista consideró que, a pesar del negro panorama que enfrenta el país en todos los órdenes, hay una buena noticia: “la buena noticia es que ya se van, Obrador y Morena dejarán de destruir al país, dejarán de socavar las bases de las instituciones, de la separación de poderes, dejarán de violar la Constitución y Xóchitl Gálvez llegará a la presidencia de México para corregir el rumbo y construir un nuevo país con los escombros que está dejando el populismo”.

Cortés Mendoza resaltó que es urgente recuperar la movilidad social, hacer crecer a la clase media, evitar que los pobres mueran incluso más pobres que como nacieron.

“Tenemos que generar riqueza y distribuirla mejor, los panistas sabemos como hacerlo porque ya lo hicimos durante nuestros gobiernos, cuando creció la clase media y disminuyó la pobreza extrema, algo de lo que López Obrador no puede presumir, aunque haya dicho más de cien mil mentiras”, acotó.

Con Xóchitl vamos a construir un gobierno que reduzca la informalidad laboral y dar auténtica capacitación para el trabajo ante el avance de la automatización, la ciencia de datos y las tecnologías de la información.

“Nosotros no pensamos en darle una beca a un joven a cambio de su voto, nosotros sí tenemos confianza en ellos y vamos a apoyar a los jóvenes para competir en un mundo globalizado”.

El dirigente nacional también destacó la necesidad de fortalecer el sector salud, volver a dar atención médica y medicamentos a los 30 millones de mexicanos que la perdieron durante este sexenio, mejorar las condiciones del personal de salud que ha sido humillado por el gobierno al pagar a supuestos especialistas extranjeros 10 veces lo que gana un especialista mexicano.