La capitalina Fabiola Guadalupe Villegas Machorro cerró la cosecha de preseas para México, al adjudicarse la medalla de bronce en la categoría -53 kilogramos, en el Abierto de Las Vegas, certamen que sumó puntos en el ranking internacional rumbo a los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Con esta presea, México se despidió del evento con tres metales: uno de oro y dos bronces.

La medalla dorada cayó por cuenta de la sinaloense Briseida Acosta Balarezo, en la categoría +73 kilos, quien derrotó en la final a la actual campeona mundial, la británica Bianca Walkden, por 12-11.

Por su parte, la bajacaliforniana Leslie Xcaret Soltero García, se adjudicó la insignia de bronce en la división -67 kg, tras superar en sus primeras rondas a la estadunidense Trinity Arianna y a la china Shunan Xiao, y caer en semifinales con la canadiense Melissa Pagnotta, por marcador de 17-19.

Asimismo, Villegas Machorro venció a la brasileña Leonor Lima y a las estadounidenses Kiana Chai Chong y Aziza Chambers, para acceder a la zona de medallas. En la semifinal, perdió con la norteamericana Anastasija Zolotic por 36-21.

La atleta de 20 años, que representa al Instituto Politécnico Nacional (IPN), sumó este resultado al que obtuvo en el pasado selectivo nacional, donde consiguió su boleto al Campeonato Mundial Manchester 2019, en la categoría -53 kg.

“Lograr el pase a Manchester 2019 para mí fue algo maravilloso, porque será mi segundo Campeonato Mundial, suena fácil, pero no lo es, hay varias atletas que son mi ejemplo, María Espinoza a mi edad se hizo campeona del mundo y yo quiero seguir sus pasos”, aseguró la originaria de la Ciudad de México.

“Ya tengo la experiencia de un campeonato mundial, ahora quiero aprovecharla y enfocarme, sé lo que significa, ya no me va a asustar el escenario, conozco a algunas competidoras de otros países, sé a lo que voy y creo que me ira mejor. Hace dos años, en Muju 2017, me quedé en octavos de final, a un combate de decidir las medallas y le gané a una medallista olímpica, así que me fue bien y ahora voy a regresar y a buscar el mejor resultado que pueda”, precisó la atleta.

Fabiola Villegas llegó al Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR) en 2015, por lo que en 2019 cumple cuatro años de concentración en el centro perteneciente a la CONADE.

“Mi desarrollo ha sido increíble, he tenido entrenadores maravillosos como el profesor Julio Álvarez, que fue mi primer entrenador nacional, él me guío mucho, me corrigió; después el profesor Oscar Salazar, que también me ayudó bastante y ahora con el profesor Young Sun Bang, que es quien me apoya para sacar lo mejor de mí, creo que he crecido mucho”, reconoció Fabiola, quien practicó otros deportes antes de conocer el taekwondo.

Sobre sus inicios en la disciplina, Fabiola recordó que a los 10 años pasó frente a una escuela de la disciplina y de inmediato se enamoró de este arte marcial originario de Corea y pidió a su padre que la inscribiera. Su primer entrenador fue Ulises Aguilar.

Tres años después empezó a competir en la Olimpiada Nacional y ganar sus primeras medallas. Su debut en Olimpiada lo hizo en Toluca, Estado de México, en el 2011 y obtuvo el bronce. “En el IPN también entrené con el profesor José Luis Onofre, que fue uno de los que me ayudó a desenvolverme más para llegar a ser seleccionada nacional juvenil a los 16 años”, explicó.

En el Panamericano Juvenil, que se realizó en 2015, en Aguascalientes, tuvo su primera competencia internacional y obtuvo bronce.

“Me quedé en semifinales contra Estados Unidos y después de eso me gané mi lugar en selección, en mi primer Nacional de Adultos, a los 18 años y mi boleto al Mundial de Muju 2017”, destacó Fabiola Villegas, quien busca llegar a sus primeros Juegos Olímpicos en Tokio 2020.