Científica Garza realiza investigación para tratar aguas industriales con residuos superabsorbentes

Cultura
  • Se requiere que los gobiernos volteen a ver a la academia para conocer las investigaciones que allí se desarrollan, además de contribuir al fortalecimiento de estos trabajos que están encaminados a la solución de problemáticas sociales más apremiantes
  • A mediados de 2024 podrían presentarse los resultados de esta investigación

 PACHUCA DE SOTO, Hgo.- A partir de la degradación térmica de pañales, o cualquier producto que contenga ácido poliacrílico, mejor conocido como polielectrolito súper absorbente, se pueden obtener nuevos materiales para tratar las aguas residuales de las industrias textil, minera y farmacéutica. Esto implica el reuso de plásticos, así como la reducción del volumen de los residuos sólidos en los basureros, así lo señaló Ana María Herrera González, profesora investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

La científica Garza adscrita al Área Académica de Ciencias de la Tierra y Materiales del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI), explicó que actualmente desarrolla una investigación para contribuir a reducir el impacto ambiental, tanto del uso de productos con súper absorbentes, como los de los procesos industriales que requieren grandes cantidades de agua, que a su vez provocan la sobreexplotación y escasez del recurso hídrico.

Anteriormente realizó estudios para tratar el agua industrial mediante el uso de residuos agroindustriales, pero ahora optó por usar residuos de tipo polimérico postindustrial, específicamente de los residuos poliméricos de pañales, los cuales representan aproximadamente el 8% de todo el volumen de la basura en los lugares donde la compactan, mismos que pueden tardar en degradarse entre 100 y 500 años.

Herrera González comentó que esta investigación aún no está terminada y que sería hasta mediados de 2024 cuando pueda publicarse, ya que es necesario continuar con algunos trabajos en laboratorio para posteriormente proteger el estudio, a fin de que pueda comercializarse la idea para llevarla a la práctica y las industrias puedan reusar el agua dentro de sus procesos.

Ante esto, destacó que las y los investigadores desempeñan un papel fundamental para la solución o remediación de los problemas ambientales, pues tienen la capacidad de identificarlos, indagar causas y efectos para el desarrollo de alternativas viables que permitan responder a las problemáticas actuales, contribuir a la generación de acciones sostenibles y sustentables, ofrecer datos para la toma de decisiones en la creación de políticas públicas, así como prevenir o disminuir los riesgos para garantizar un futuro para las generaciones siguientes.

Para ello, la investigadora Garza puntualizó que se requiere que los gobiernos volteen a ver a la academia para conocer las investigaciones que allí se desarrollan, además de contribuir al fortalecimiento de estos trabajos que están encaminados a la solución de las situaciones  sociales más apremiantes, mismas que solo pueden encontrar una solución en la ciencia. Sin embargo, se requiere de la suma de esfuerzos y recursos entre los diversos sectores para alcanzar estos objetivos.