Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) comunica su decisión de aprobar el acuerdo de solución amistosa relativo al caso 13.728 Amira Guzmán y familiares, firmado el 5 de noviembre de 2019, entre las víctimas, sus representantes y el Estado colombiano.

El 21 de diciembre de 2007 la CIDH recibió una petición presentada por Leonardo Fidel Guerra-Acero Ospina, en representación de las presuntas víctimas en contra del Estado colombiano, en la que se alegaba que el Estado era responsable por la falta de investigación y sanción a los responsables de los hechos que rodearon el secuestro, intento de desaparición forzada y asesinato de la señora Amira Guzmán, el 4 de octubre de 1988, quién se dedicaba a la comercialización de bienes de consumo en el departamento de Caquetá, en la zonas del Municipio de Florencia, Puerto Rico, Río Caguán y Río Orteguaza.

El 25 de julio de 2019, las partes iniciaron formalmente un proceso de negociación para la búsqueda de una solución amistosa que se materializó con la firma del acuerdo de solución amistosa(ASA), en el cual el Estado colombiano reconoció su responsabilidad internacional por la violación de los artículos 8 (derecho a las garantías judiciales) y 25 (derecho a la protección judicial) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Así mismo, el Estado se comprometió a implementar medidas de satisfacción tales como la realización de un acto de reconocimiento de responsabilidad y de disculpas públicas, la elaboración de una placa conmemorativa y la publicación y difusión de los hechos; el acuerdo también incluyó una medida de reparación económica, con el propósito de reparar los perjuicios materiales e inmateriales a favor de los familiares de la víctima.

En el marco del procedimiento de solución amistosa, la Comisión verificó que el Estado colombiano llevó a cabo el acto público de reconocimiento de responsabilidad, el 29 de noviembre de 2019 en el parque principal de Los Caucheros, en el municipio de Puerto Rico, Caquetá. El acto fue presidido por el Director General de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, quien en nombre del Estado colombiano pidió el perdón de las víctimas y sus familiares por lo ocurrido. Por otra parte, en el marco del acto de reconocimiento de responsabilidad, se llevó a cabo la develación de una placa conmemorativa en honor a la memoria de la señora Amira Guzmán, misma que fue instalada en el Parque de los Caucheros, del municipio de Puerto Rico.

La Comisión resalta positivamente el que las partes hayan utilizado la facilitación de la CIDH en este proceso de negociación y destaca positivamente las acciones realizadas para la implementación del acuerdo alcanzado e insta al Estado colombiano a continuar trabajando en la implementación de las medidas pendientes hasta lograr el cumplimiento de la totalidad de los compromisos asumidos y reparar integralmente a las víctimas.

El Informe de Solución Amistosa No. 21/20 sobre el Caso 13.728 se encuentra disponible en este enlace.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.