Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anuncia el fortalecimiento y fecha tentativa de instalación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) creado como un mecanismo para coadyuvar las investigaciones de los hechos de violencia y violaciones de los derechos humanos en Bolivia entre el 1o. de septiembre y el 31 de diciembre de 2019, en base al Acuerdo suscrito por la CIDH y el Estado Plurinacional de Bolivia el día 12 de diciembre de 2019.

El Estado Plurinacional de Bolivia, mediante nota del 10 de diciembre de 2019, expresó su voluntad de que sea una investigación internacional la que se encargue de determinar y esclarecer los actos de violencia y las violaciones a los derechos humanos ocurridas en Bolivia en el curso de la crisis política y social. En respuesta a esta comunicación, la CIDH presentó al gobierno una propuesta para crear un mecanismo de investigación internacional sobre los hechos de violencia ocurridos en el país, específicamente un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), con garantías de autonomía e independencia, para asegurar el derecho a la verdad e identificar debidamente a los responsables de violaciones de los derechos humanos.

Tras la firma del Acuerdo entre la CIDH y el Estado boliviano, el GIEI fue anunciado oficialmente el 23 de enero en la sede de la CIDH en Washington D.C., en un evento público que contó con la participación de la Ministra de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia, así como de otras autoridades del Estado y de la CIDH, compuesto por cuatro personas designadas por la CIDH como integrantes del Grupo: Julián Burger, Juan Méndez, Patricia Tappatá Valdez y Marlon Weichert.

Con el fin de fortalecer las capacidades del GIEI, la CIDH anuncia la incorporación de un quinto integrante, cuya designación será anunciada una vez se produzca. La CIDH reitera su convicción y confianza sobre la idoneidad técnica, la integridad y la imparcialidad de los expertos y expertas designados para integrar el GIEI. Además de los expertos y expertas, el GIEI contará con un equipo técnico propio, en terreno, para el desempeño de sus funciones.

El GIEI desarrollará su metodología de trabajo de manera independiente y recurrirá a cualquier fuente de investigación que considere relevante, además de las contrapartes en el Estado y a las organizaciones de la sociedad civil boliviana. Tendrá, entre otras, las siguientes atribuciones: elaborar planes de investigación de los actos de violencia cometidos contra personas, organizaciones y autoridades en Bolivia, en el curso de las tensiones sociopolíticas, protestas y movilizaciones sociales ocurridas en el país; realizar un análisis técnico de las líneas de investigación desarrolladas, efectuar las recomendaciones a las que haya lugar, y actuar como coadyuvante en las investigaciones, para así asegurar su adecuación, exhaustividad y coherencia con los estándares internacionales de derechos humanos aplicables; proponer la adopción de medidas para garantizar la seguridad de quienes participen en las investigaciones; y realizar un análisis técnico, con recomendaciones si es del caso, de un plan de atención integral a las víctimas de los hechos investigados.

Para el desarrollo de estas labores, y en virtud del acuerdo, el Estado Plurinacional de Bolivia garantizará a los expertos y expertas el pleno acceso a los expedientes de las investigaciones y causas penales iniciados con motivo de los hechos, el acceso a la información pública gubernamental relativa a los hechos, y el acceso a las instalaciones, infraestructura, recursos y medios necesarios para cumplir su tarea, así como las medidas de seguridad requeridas para desarrollar su trabajo, todo ello de conformidad con la normatividad boliviana vigente.

El mandato del GIEI será de seis meses a partir de su instalación en el terreno, y podrá extenderse por acuerdo de las partes, por el tiempo que sea necesario para el cumplimiento de su objetivo. El Grupo dará a conocer al Estado Plurinacional de Bolivia los resultados parciales y finales de su gestión, y las recomendaciones que se estimen convenientes, y elaborará un informe público final de su trabajo. La CIDH dará seguimiento a los trabajos y las recomendaciones proporcionadas por el GIEI.

Durante la reunión mantenida con altas autoridades del Estado boliviano en el marco del 175 Período de Sesiones de la CIDH, realizado entre el 2 y 8 de marzo en Haití, las partes reiteraron la importancia del mecanismo y acordaron seguir avanzando de manera conjunta en la elaboración y aprobación del Protocolo de Actuación del GIEI antes de su instalación, para que tenga lugar con posterioridad a las elecciones, fijándose como fecha tentativa el 2 de octubre de 2020. En dicha reunión se coincidió que el Informe Preliminar de la CIDH, de diciembre de 2019, sobre los sucesos de violencia en Bolivia, no será la base del trabajo de investigación de GIEI.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.