CIDH anuncia cooperación técnica con el Estado de Bolivia

Internacional

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anuncia un proceso de cooperación técnica con la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, respecto del procedimiento de preselección de candidatas y candidatos para la conformación de los Tribunales y el Consejo de la Magistratura del Órgano Judicial.

El proceso de cooperación incluye la elaboración y envío de un documento de sistematización de los estándares interamericanos relevantes al sector justicia, así como una nota técnica sobre los criterios de méritos para la valoración de candidaturas que posteriormente será objeto de diálogo con el Relator de País, Comisionado José Luis Caballero, quien realizará una visita al Estado con el objeto de presentar el informe de país producto de la visita in loco realizada en 2023 y publicado en 2024, enfocándose en las recomendaciones sobre el sistema de justicia de dicho informe. Para tales efectos, se reunirá con representantes de la Asamblea Legislativa Plurinacional y con autoridades del Poder Judicial.

En el informe de país, la CIDH indicó que los procesos de selección de las personas que forman el Poder Judicial deben tener cualidades tales como la publicidad, participación, y transparencia, que contribuyen a fortalecer la certeza sobre la integridad, formación e idoneidad de las y los operadores designados y a brindar confianza a la ciudadanía sobre la objetividad del proceso. Al mismo tiempo, llamó al Estado a asegurar que el nombramiento y selección, incluyendo la preselección, no sean percibidos por la ciudadanía como decididos con base en razones de carácter político, pues esto afectaría la convicción de independencia dentro de la ciudadanía. De este modo, la cooperación técnica que se inicia quiere contribuir a la incorporación de las recomendaciones generadas por las CIDH en el informe país.

El Plan Estratégico 2023-2027 impulsa la agenda positiva de trabajo con los Estados de la región, la que supone acciones de cooperación y coadyuvancia para avanzar en la incorporación de los estándares interamericanos y colaborar con el cumplimiento de las obligaciones internacionales y recomendaciones del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Además de las funciones de cooperación, la CIDH continuará desplegando sus distintos mecanismos. Ello supone, entre otras cosas, mantener un diálogo abierto con actores relevantes de los poderes públicos y de la sociedad civil, con el fin de conocer los principales desafíos y avances en el proceso de elecciones de altas cortes en curso.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actuar como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan a sus países de origen o residencia.