Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió el 24 de diciembre de 2019 la Resolución 60/2019, mediante la cual amplió medidas cautelares de protección a favor de (1) Sofía Isabel Montenegro Alarcón, (2) Violeta Vanessa Delgado Sarmiento, (3) María Teresa Blandón Gadea, (4) Mirna del Socorro Blandón Gadea, (5) Luz Marina Torres Velásquez, (6) Martha Cecilia Meneses Mendoza, (7) Sandra Arceda Torres, (8) Yamilet de la Concepción Mejía Palma, (9) Ana Patricia Martínez Corrales, (10) Marlene del Socorro Ponce Espino, (11) Carla Rosa Padilla, (12) Jennifer Esperanza Altamirano Pozo, (13) Ruth María Díaz Domínguez, (14) Xiomara Ibarra Zelaya, (15) Marlen Auxiliadora Chow, (16) Daisy Tamara Dávila Rivas, y (17) María Virginia Meneses Mendoza, en Nicaragua, tras considerar que se encuentran en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos. Anteriormente, la CIDH había adoptado medidas cautelares a favor de otras diecisiete mujeres defensoras de derechos humanos mediante Resolución 70/2018.

La Comisión consideró que en el momento particular por el que atraviesa el Estado de Nicaragua, los defensores y las defensoras cumplen un rol fundamental en la documentación de los sucesos que vienen ocurriendo, así como en las labores de defensa y acompañamiento a las víctimas de grave violencia. En ese sentido, las diecisiete mujeres defensoras identificadas formarían parte de diversas agrupaciones, colectivos, movimientos, asociaciones e iniciativas que tendrían un rol relevante en la actual situación del país. La Comisión tomó en cuenta al momento de calificar la situación de riesgo que los eventos de violencia e inseguridad de mujeres defensoras se ven influenciados por su género, estando expuestas particularmente a varias formas de violencia, incluida la sexual, así como violencia contra sus familias en represalias por su trabajo, en adición a otros obstáculos que amenazan el trabajo de personas defensoras en general. Asimismo, la Comisión observa que las defensoras están expuestas particularmente al uso de estereotipos de género para deslegitimar su trabajo o incluso ridiculizarlas.

La Comisión advirtió que, dada la visibilidad y liderazgo de las diecisiete beneficiarias en el contexto actual de Nicaragua, ellas habrían sido objeto de consistentes seguimientos, hostigamientos, intimidaciones, amenazas de muerte, y agredidas en diversos momentos y por diversos medios. Del mismo modo, algunas beneficiarias habrían denunciado que, dado que sus domicilios y datos personales se habrían hecho públicos, y ante los eventos de riesgo narrados, habrían decidido salir de sus casas de habitación, o cerrar sus negocios familiares.

En consecuencia, la Comisión solicitó al Estado de Nicaragua que adopte las medidas necesarias para garantizar los derechos a la vida e integridad personal de las beneficiarias, así como sus núcleos familiares, quienes son susceptibles de identificación, en particular, el Estado debe asegurar que los derechos de las beneficiarias sean respetados de conformidad con los estándares establecidos por el derecho internacional de los derechos humanos, tanto por sus agentes, como en relación con actos de riesgo atribuibles a terceros; concierte las medidas a adoptarse con las beneficiarias y sus representantes; e informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar y evitar así su repetición.

La Comisión recuerda que el otorgamiento de medidas cautelares y su adopción por el Estado no constituye prejuzgamiento sobre la posible violación de los derechos protegidos en la Convención Americana y otros instrumentos aplicables.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.