CIDH adopta Resolución para fortalecer y expandir el procedimiento de solución amistosa

Washington, D.C .- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos adoptó la Resolución 03/20 para agilizar y promover los procesos de solución amistosa, estableciendo lineamientos generales y principios aplicables a los procesos de negociación e implementación de acuerdos de solución amistosa.

Entre las medidas adoptadas por la Comisión en dicha Resolución, para evitar la dilación de los procesos de negociación de soluciones amistosas, se establece un marco que, respetando el principio de voluntariedad y flexibilidad del proceso, regula temporalmente las actividades de las partes. Establece también la restricción del uso excesivo de solicitudes de prórrogas infundadas, así como plazos específicos para avanzar en la fase de negociación e implementación de acuerdo. Asimismo, la resolución establece criterios objetivos para la valoración del curso de acción de los casos sometidos al mecanismo, así como para la homologación de los acuerdos de solución amistosa.

La adopción de la Resolución 03/20 por parte de la CIDH es un importante avance en la ejecución de su Programa de Expansión del Uso del Procedimiento de Solución Amistosa, establecido en su Plan Estratégico 2017-2021. Esta resolución permitirá además materializar su Proyecto Piloto de Expansión del mecanismo de soluciones amistosas, como uno de los ejes de trabajo para contribuir al desarrollo de una justicia interamericana más efectiva y accesible y el acceso oportuno de las víctimas de violaciones a los derechos humanos a una reparación integral.

Finalmente, través de la Resolución, la Comisión adoptará acciones diferenciadas con respecto a los asuntos sometidos al mecanismo de solución amistosa, para decidir el curso de acción de los procesos de negociación, cerrando procesos de solución amistosa antiguos, en los cuales no se observaron avances sustanciales y/o un diálogo fluido entre las partes.

Al respecto, el Presidente de la Comisión Interamericana, el Comisionado Joel Hernández consideró que “La adopción de esta Resolución por parte de la CIDH significa una cambio de enfoque del procedimiento de solución amistosa, hacia una participación mucho más proactiva de la Comisión en los procesos de negociación y de implementación, de manera que los asuntos sometidos al mecanismo permanezcan en dicha instancia en la medida en que se observen avances sustanciales en los procesos de negociación y no por inercia”. Asimismo, el Secretario Ejecutivo de la CIDH, indicó que “la decisión de la Comisión es una medida innovadora que permitirá dar mayor dinamismo a los procesos de solución amistosa y asegurar que las víctimas de violaciones a los derechos humanos puedan obtener una decisión oportuna de su caso en la vía amistosa”.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.