Principal Internacional CIDH acompaña la situación política e institucional en Haití

CIDH acompaña la situación política e institucional en Haití

94
Compartir

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acompaña los recientes hechos relacionados con la institucionalidad democrática y los derechos humanos en Haití. La CIDH advierte que, a través de sus distintos mecanismos de monitoreo, observa la situación política, económica y social de Haití permanentemente, desde mediados de 2018, como se registran en los comunicados de prensa: R71/18, 33/19, 46/19, R151/19, 258/19, 305/19 y en otras acciones de monitoreo.

Según la información pública recopilada por la Comisión, de acuerdo con la Constitución de Haití, los mandatos de 119 diputados y de dos tercios de los senadores expiraron el lunes 13 de enero de 2020. Como la CIDH pudo observar, la no aprobación de la Ley Electoral para renovación del parlamento en 2019 resultó en que no se convocó a las elecciones que deberían haberse celebrado en noviembre de ese año. Esta situación produjo también la caducidad de dichos mandatos parlamentarios, y, entre otros efectos, la imposibilidad de aprobación de la Ley Presupuestaria, así como el proceso de confirmación del Primer Ministro, por lo tanto, para conformación de Gobierno.

Al respecto, la Comisión reitera la necesidad de retomar el diálogo político como elemento clave para preservar las instituciones democráticas y evitar el riesgo de inmovilidad. Al mismo tiempo resalta la relación profunda entre el respeto a los derechos humanos, la democracia y el desarrollo humano y económico integrales. Asimismo, recuerda que recaen sobre los Estados las responsabilidades de, manutención de los derechos y garantías inherentes al Estado Democrático de las poblaciones bajo su jurisdicción.

“En el contexto actual de país, la Comisión exhorta al Estado haitiano y a sus diversas fuerzas políticas, en consonancia con los compromisos internacionales asumidos y con su propia Constitución, que hagan esfuerzos para fortalecer las instituciones y asegurar la independencia y equilibrio entre los, poderes”, destacó el Comisionado Stuardo Ralón Orellana, Relator de la CIDH para Haití.

“La Comisión continuará e intensificará sus actividades de monitoreo respecto de la situación que enfrenta el país y recuerda también al Estado su misión de prevenir cualquier escalada de violencia”, añadió el Comisionado.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.