Chiul es Memoria: urge exhumación de cuerpos de la masacre de Chiul

Internacional

Este 28 de septiembre se cumplieron dos años de uno de los intentos más importantes en la búsqueda del inicio de la justicia por la masacre de Chiul, ya que para el 28 de septiembre del 2021 estaba programada la exhumación de los cuerpos de la masacre de Chiul, Cunén, El Quiché, en Guatemala, pero fue suspendida luego de que exmilitares intentaron secuestrar al único sobreviviente de esa masacre, Arnulfo Oxlaj. Así, a casi dos años de haberse evitado la exhumación, se ha tratado, además, a toda costa, de intimidar a Arnulfo Oxlaj, quien actualmente está siendo perseguido políticamente, criminalizado y amenazado de muerte, con el objetivo de silenciar y desacreditar su testimonio acerca de la masacre para que este crimen de lesa humanidad continúe en la impunidad, luego de que el pasado 21 de mayo se cumplieran ya 35 años de la masacre.

En Chiul, Cunén, El Quiché está el antiguo destacamento militar donde se encuentra ubicado el pozo del que Arnulfo Oxlaj fue el único sobreviviente de entre los 116 niños y niñas mayas K’iche’ pertenecientes a Ajq’ijab, guías espirituales, así como de mujeres y hombres mayas que fueron torturados, violados y asesinados con inaudita violencia. Por ello, resulta de suma importancia insistir en que se lleve a cabo la exhumación de los cuerpos para, con ello, obtener la evidencia para el reconocimiento de la verdad e iniciar el proceso de construcción de paz.  Desde el 2004 los testimonios presentados por el sobreviviente ante la Fiscalía del Ministerio Público (MP), en Santiago Atitlán Sololá, fueron desaparecidos sucesivamente hasta el 2018 cuando finalmente fue recibida la denuncia a través del acompañamiento del Centro de Acción Legal en Derechos Humanos y se presentó ante la Fiscalía del MP. En el video que acompaña este texto se muestra la zona donde se encontraba el destacamento militar y las fosas clandestinas, misma que fue señalada a trabajadores del MP, la Fundación de Antropología Forense de Guatemala y la ASOMOVIDING, por parte de Oxlaj, de otros sobrevivientes y por testigos de la masacre; sin embargo, los intentos de exhumación se han visto suspendidos. Esta masacre ocurrida el 21 de mayo de 1988 en CHIUL, forma parte de los actos de limpieza racial que se ejercieron entre 1960 y 1996 con la intencionalidad de desaparecer al pueblo maya.

La lucha por la memoria histórica es la herramienta que permitirá resignificar el doloroso pasado que ha vivido, el olvido es nuestro peor enemigohttps://chiulesmemoria.com/

 

Redes sociales:

https://twitter.com/chiulesmemoria

https://www.instagram.com/chiulesmemoria/

https://www.facebook.com/chiulesmemoria

Petición de reconocimiento: https://www.change.org/Chiulesmemoria