Censura y la existencia de círculos de élite afectan el quehacer literario

Cultura

Detrás de la literatura –considerada una disciplina sublime y erudita– existen políticas que repercuten en el quehacer creativo: censura, elección de textos a publicar y conformación de círculos literarios de élite, explicó Brenda Melina Gil Cruz, estudiante de la Licenciatura en Letras Hispánicas de la Unidad Iztapalapade la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En contraposición a tales circunstancias, la décimo novena edición del Congreso Estudiantil de Edición, Crítica, Investigación e Intervención Literaria (CEECIIL)premió el talento expresado en obras de poesía y microficción cuya temática giró en torno a dinámicas y mecanismos del poder en el mundo de las letras, sostuvo la coordinadora general de la actividad.

Durante 13 conversatorios magistrales y estudiantiles fueron analizados temas sobre racismo en las representaciones culturales indígenas, literatura latinoamericana frente a la realidad, rechazo de lo solemne y edificación de lo cotidiano, trasgresión femenina y poder patriarcal, así como cine como propaganda ideológica, entre otros.

En el encuentro los alumnos de Letras Hispánicas de la Unidad Iztapalapa demostraron que la literatura recibe gran aceptación si se rompen los tradicionales esquemas formales y académicos, y es tratada con frescura y actualidad.

Entre ellas destaca el Concurso Literario, el cual convocó a estudiantes de ésta y otras universidades, a escritores y aficionados a participar con textos de autoría propia, en el caso de los poemas fue otorgado el primer lugar a Guillermo Oseguera Pedraza por Poemas pesadilla y otros rituales; el segundo lugar a Diana Laura Tejada con Manifiesto paroxista, y el tercero a Gerardo Reyes Vaca por Otro sendero en la categoría de poema.

Mientras que en cuento-minificción el primer lugar fue conferido a Carlos Hidalgo por Cuento diez; el segundo a Adrián Fuentes por Oblifante, y el tercero a Alberto Álvarez por Minificciones.

El CEECIIL XIX demostró que la literatura y la academia pueden romper con su carácter solemne e imprimírsele humor, sarcasmo y atipia, así lo señaló el comité organizador conformado por 20 estudiantes, quienes organizados en comités de redacción, diseño y redes sociales, dieron una muestra de excelente gestión cultural.

las formalidades que exige la academia para organizar un congreso, y añadieron que “hay que tratar a la literatura sin tanta decencia, pero siempre con un sentido abierto hacia la exploración y la experimentación”.

También destacaron el apoyo y la participación de varios profesores de la División de Ciencias Sociales y Humanidades, quienes dictaminaron las ponencias y los trabajos recibidos durante la convocatoria para el Concurso Literario, entre ellos los doctores Evodio Escalante Betancourt, Alejandro Higashi Díaz, Mayuli Morales Faedo y la escritora Socorro Venegas.

Además entre los invitados estuvieron las escritoras Ana María Jaramillo, Diana del Ángel y los poetas y dramaturgos Julio Trujillo y David Olguín, así como gran número de profesores del Departamento de Filosofía, entre ellos las maestras Mónica Bernal Bejarle y Freja Ininna Cervantes, así como el doctor Cesar Andrés Núñez, entre otros.