VILLAHERMOSA, Tab.- Con una gran celebración se festejó  el 62 aniversario del Parque Museo de La Venta, emblemático recinto que construyó Carlos Pellicer Cámara y que alberga ejemplares de la flora y fauna de Tabasco, así como un gran tesoro arqueológico de la cultura olmeca, para asistir a las diversas actividades que se realizaron.En la sala de usos múltiples, Juan Manuel Koller González impartió el tema “Las aves de Tabasco: retos para su conservación desde el avituarismo”, en donde habló sobre las aves que hay en nuestro estado, una de las 10 entidades del país con mayor número de especies y los lugares donde se pueden observar como: los Pantanos de Centla, la sierra de Teapa y Tenosique, Agua Blanca, la laguna de Mecoacán, el río San Pedro y Leona Vicario.
Asimismo, indicó que son muy importantes porque son parte de nuestra cultura, nos dan identidad y son parte en los procesos ecológicos de los diferentes ecosistemas, pero que desafortunadamente están en riesgo por la destrucción que los humanos están haciendo a su hábitat, la introducción de especies tóxicas, la contaminación, hay sobreexplotación de recursos y por enfermedades.
Y enseñó sobre el avituarismo, una actividad especializada en observar las aves, la cual involucra llevar a visitantes aficionados los cuales se desplazan desde su sitio de origen a sitios propicios para encontrar diferentes especies y que en la actualidad se está realizando en varios estados del país, como un tipo de turismo sustentable, que no destruye, no contamina y que está ayudando a la preservación de la naturaleza y contribuyendo al cuidado de las especies en peligro de extinción.
En tanto, Pedro Magaña Tejeda compartió sus conocimientos sobre “Los juegos autóctonos”, charlando sobre la investigación e importancia de la pelota de hule en la cultura olmeca; Mircea Gabriel Hidalgo Mihart desarrolló la plática “Felinos de Tabasco, ¿Quiénes son? ¿Dónde viven? ¿Tienen futuro?”; Georgina Vargas la conferencia “El árbol del hule, su importancia en México”, en donde dio a conocer la investigación acerca del uso de la savia del árbol del hule, desde la época prehispánica hasta la actualidad y la arqueóloga Yuliana Meneses platicó sobre “Los olmecas: aspectos generales”, donde informó sobre el entorno y desarrollo cultural de esta civilización.
De igual forma, en la explanada principal (área de monos araña), se llevó a cabo un programa musical, dancístico y poético, donde la Marimba del Gobierno del Estado de Tabasco ofreció el popurrí musical “Tabasco” y Román Pérez Román declamó poesía en chontal.
El Grupo de Tamborileros del Gobierno del Estado de Tabasco deleitó con el popurrí musical “Con sabor al sureste”; y el Ballet “Ixtlahuani” y la Academia de Danza “By Julie Campos”, con números de danza contemporánea y bailes folklóricos de Tabasco.
Continuando con la jornada, el grupo “Señorita Psicodelia” interpretó música contemporánea; el grupo “Alcatraz” cautivó e hizo bailar a los presentes con música tropical popular y por último, alumnos del Centro de Estudios e Investigación de las Bellas Artes (CEIBA) mostrarón cuadros de ballet folklórico, acompañados de la interpretación musical de la marimba-orquesta dirigida por el maestro Elvis Orlando Balbuena Ruiz.
Exposiciones y talleres
En la zona arqueológica (por el área de felinos mayores, plaza “La choquita”), los visitantes tuvieron la oportunidad de ver las muestras “Entomológica de Insectos” y de cuadros fotográficos “Jaguar de los humedales”, correspondientes a la División Académica de Ciencias Biológicas de la UJAT, coordinadas por Manuel Pérez de la Cruz y Mircea Gabriel Hidalgo Mihart, respectivamente.
También, se impartieron los siguientes talleres, en el aviario, casa nocturna y área de felinos menores: “Pintando cabezas colosales”, donde, a través de la técnica de pintura a mano, se describía la importancia y el desarrollo cultural de la civilización olmeca; “Explorando aves”, que de forma divertida y didáctica, transmitió información específica de la aves y su hábitat; “Huellas del Jaguar”, en el que se elaboraron figuras de jaguar con material reciclado; “Murciélagos: nuestros vecinos alados”, el cual transmitió información científica relacionada con la biología, ecología y el hábitat de estos quirópteros; y el taller “Creando música”, en el que se elaboraron instrumentos musicales.